Que Calor Magazine Publicación 17 - Page 12

BUENAS NOCHES MI CORAZONCITO Era un chico delgado y bajito y vivía siempre con el miedo en el cuerpo, pues algunos chicos de un pueblo vecino acosaban del ƉŽďƌĞ>ĞŽLJƚƌĂƚĂďĂŶĚĞĚŝǀĞƌƟƌƐĞĂƐƵ costa. Un día, un joven mago que estaba de paso por la aldea vio las burlas. Cuando los chicos se marcharon, se acercó a Leo y le regaló una preciosa cola de león, con una pequeña ĐŝŶƚĂƋƵĞƉĞƌŵŝơĂƐƵũĞƚĂƌůĂĂůĂĐŝŶƚƵƌĂ͘ rodearon. Ya iban a comenzar las bromas y ĞŵƉƵũŽŶĞƐĚĞƐŝĞŵƉƌĞ͕ĐƵĂŶĚŽ>ĞŽƐŝŶƟſůĂ cola de león colgando de su cintura. Entonces el niño, juntando todo su coraje, ƚĞŶƐſĞůĐƵĞƌƉŽ͕ĐĞƌƌſůŽƐƉƵŹŽƐ͕ƐĞĞƐƟƌſ͕ ůĞǀĂŶƚſůĂĐĂďĞnjĂ͕ŵŝƌſĮũĂŵĞŶƚĞĂůŽƐŽũŽƐ a cada uno de ellos y con toda la calma y ĮĞƌĞnjĂĚĞůŵƵŶĚŽ͕ƉƌŽŵĞƟſƋƵĞƐŝŶŽůĞ dejaban tranquilo en ese instante, uno de ĞůůŽƐ͕ĂƵŶƋƵĞƐſůŽĨƵĞƌĂƵŶŽ͕ƐĞĂƌƌĞƉĞŶƟƌşĂ para siempre, hoy, mañana, o cualquier otro “Es una cola mágica. Cuando la persona que día... y siguió mirándolos a los ojos, con la la lleva actúa valientemente, esa persona se más dura de sus miradas, dispuesto a ĐŽŶǀŝĞƌƚĞĞŶƵŶĮĞƌşƐŝŵŽůĞſŶ͘͟ cumplir lo que decía. No muy lejos, el mago observaba sonriente y corrió a felicitar a Leo. El niño estaba muy contento, aunque algo desilusionado porque su nueva forma de león hubiera ĚƵƌĂĚŽƚĂŶƉŽĐŽLJŶŽůĞŚƵďŝĞƌĂƉĞƌŵŝƟĚŽ luchar con aquellos chicos. ͞EŽŚƵďŝĞƌĂƐƉŽĚŝĚŽ͕ĚĞƚŽĚĂƐĨŽƌŵĂƐ͟ůĞ dijo el mago “Nadie lucha contra los leones, ƉƵĞƐƐſůŽĐŽŶǀĞƌůŽƐLJƐĂďĞƌůŽĮĞƌŽƐLJ valientes que son, todo el mundo huye. ¿Has visto alguna vez un león luchando? Era verdad. No recordaba haber visto nunca un león luchando. Entonces Leo se quedó Habiendo visto los poderes de aquel joven >ĞŽƐŝŶƟſƵŶŐƌĂŶĞƐĐĂůŽĨƌşŽ͘ĞďşĂƐĞƌůĂ ƉĞŶƐĂƟǀŽ͕ŵŝƌĂŶĚŽůĂĐŽůĂĚĞůĞſŶLJůŽ mago algunos días antes durante sus señal de que se estaba transformando en comprendió todo. No había magia, ni actuaciones, Leo no dudó de sus palabras y un león, porque las caras de los chicos transformaciones, ni nada. Sólo un buen desde aquel momento llevaba la cola de cambiaron su gesto. Todos dieron un paso amigo que le había enseñado que los león colgando de su cintura, esperando que ĂƚƌĄƐ͕ƐĞŵŝƌĂƌŽŶƵŶŽƐĂŽƚƌŽƐLJĮŶĂůŵĞŶƚĞ abusones y demás animalejos cobardes aparecieran los chicos malos para darles un se marcharon de allí corriendo. Leo tuvo nunca se atreven a enfrentarse con un chico buen escarmiento. ganas de salir tras ellos y destrozarlos con su valiente de verdad. ŶƵĞǀĂĮŐƵƌĂ͕ƉĞƌŽĐƵĂŶĚŽŝŶƚĞŶƚſŵŽǀĞƌƐĞ͕ Pero cuando llegaron los chicos, Leo tuvo ƐŝŶƟſƐƵƐƉŝĞƌŶĂƐĐŽƌƚĂƐLJŶŽƌŵĂůĞƐLJƚƵǀŽ >ĂƐĂĐƟƚƵĚĞƐǀĂůŝĞŶƚĞƐƐŽŶƵŶŽĚĞůŽƐ miedo y trató de salir corriendo. Sin que abandonar esa idea. ŵĞũŽƌĞƐƌĞŵĞĚŝŽƐĐŽŶƚƌĂůŽƐĂďƵƐŽƐLJĞů embargo, pronto lo alcanzaron y lo ĂĐŽƐŽ͘ En una pequeña aldea vivía un niño llamado Leo. La 8 Que Calor Magazine COLA de LEÓN Para anunciarse llame al: (602) 795-4550