PULSO CAJAMARQUINO Semanario - Page 4

04 PULSO Cajamarquino Cajamarca, 17 de marzo del 2014 MEGAINCAPACIDAD PRESA CHONTA Y FERROCARRIL NORANDINO Q ue el municipio provincial haya impedido la posible ejecución de la presa Chonta ha causado tanto ruido como la caída de agua que esta mega estructura tendría de estar funcionando o una sordera mayor que la provocada por ubicarse cerca de la vía férrea del Ferrocarril Norandino olvidado por el Gobierno Central. Como se nota, en esta aventura de mega proyectos han demostrado incapacidad ambas entidades, la nacional con Ollanta Humala a la cabeza y la sub nacional con Ramiro Bardales a los pies, pero ha tenido un único perjudicado, el pueblo, que reclama voluntad política y de desarrollo de sus autoridades antes que juegos políticos. Debemos rescatar, entre tanto desatino, el trabajo realizado por el difunto Pablo Sánchez Zevallos en lo referente a la Presa Chonta y el financiamiento brindado por la Asociación Los Andes de Cajamarca –ALAC para realizar los estudios de factibilidad de ambas mega estructuras, aunque su financista Yanacocha siga paseándose en su laberinto. De la presa Chonta se ha dicho bastante, del lado nacional que no va y de parte del municipio que el proyecto ha sido declarado de necesidad pública por el Congreso de la República y esto hace que vaya sí o sí, queriendo interpretar el comunicado que vienen difundiendo en algunos medios locales los ediles de la gestión “Bardales”. Es por eso que en esta oportunidad –y mientras se define si va o no va Chonta al estilo Conga- nos ocuparemos junto al gerente de Proyectos e Infraestructura de ALAC, Guido Castillo Olazábal, del Ferrocarril Norandino. El ejecutivo minero acusa al presidente del Ing. Guido Castillo Olazábal COMPOSICIÓN FOTOGRÁFICA Cuando la incapacidad y el juego político se unen para decir no al desarrollo de un país. Perú Ollanta Humala Tasso de haber “paralizado” el proyecto aunque recordó que él mismo en su discurso inicial manifestó “interés por el desarrollo de la red ferroviaria del país en general”, pero “las acciones de estos dos a tres años de gobierno no han mostrado evidencias de que se desarrollen” tales intenciones.