PASOS Abril del 2019 - Page 24

:VICTORINO MAYORAL, Presidente de la Liga Española de Educación: “NUESTRO LEMA ES SOLIDARIDAD, LAICIDAD Y CIUDADANÍA”.

¿Cuáles son las principales funciones de la Liga Española de Educación?

Pues las principales funciones son: promoción de derechos de ciudadanía utilizando fundamentalmente la intervención educativa, la educación, promoción de los derechos de ciudadanía, cuando hablamos de estos derechos estamos hablando de derecho civiles (libertad de conciencia, de domicilio…), derechos políticos (derecho a participar, de ser candidato, de ser elector, de ser elegido…), derechos sociales (derecho a la educación, la sanidad, tener unos seguros sociales…) y luego están también los derechos culturales, medioambientales, etc. Esos son los derechos de la ciudadanía. Entonces nosotros trabajamos estos derechos y su promoción, la educación para la ciudadanía en estos derechos. Nuestro lema, es decir, el lema de La Liga es y esto ya lo define todo: “solidaridad,

laicidad y ciudadanía”, que quiere decir: solidaridad para conseguir que las personas alcancen el ejercicio de sus derechos; laicidad porque nosotros no somos una organización confesional y lo que pretendemos es que haya convivencia entre todas las personas con independencia de sus creencias, de su religión,y de su origen; y ciudadanía porque es la conquista de los derechos de ciudadanía -como os decía al principio- trabajando de distintas maneras y haciendo también que la Educación para la Ciudadanía, materia que hemos defendido, fuese democrática y educase en los derechos humanos a todos los escolares españoles. Y en ese empeño hemos seguido y ahí seguiremos.

¿Qué es lo que más le motiva de su trabajo?

El desarrollo de estos tres principios de solidaridad, laicidad y ciudadanía para que el ser humano, en la medida de sus posibilidades, ponga su granito de arena, aunque hay instituciones más poderosas como el Estado, los ministerios o las grandes organizaciones no gubernamentales internacionales que todavía trabajan en esta línea, pero hay una parte de ciudadanos que nos organizamos voluntariamente: somos las ONGs, puesto que a nosotros no nos obliga nadie a trabajar, simplemente expresamos nuestra voluntad de trabajar la solidaridad de tal manera que -diríamos- esa es la motivación. Es una motivación ética pero de ética cívica. Somos una organización no gubernamental sin fines de lucro y fundamentalmente constituida por voluntarios. Eso no quiere decir que no haya trabajadores también que están en los programas que conseguimos nosotros, pues requieren también la participación de personas que los sostengan de manera estable, de manera que hay profesionales que se dedican a esto, que trabajan en el llamado "tercer sector", que somos las organizaciones no gubernamentales.

¿Por qué decidió involucrarse en la educación?

Pues decidí esto desde el principio porque cuando ingresé en la administración pública fui a trabajar al ministerio de educación y después, en Extremadura, estuve de consejero de educación. Se puede decir que fui el primer consejero de educación que empezó ya a tener competencias y actividades en este terreno y el porqué, porque siempre pensé que era una labor bonita, que la educación era una manera de intentar cambiar las cosas trabajándolas con las personas y porque el mejor capital que existe es el capital humano que es lo que las personas somos capaces de adquirir mediante no solamente el conocimiento sino también la manera de trabajar, los métodos que utilizamos y por lo tanto diríamos que es la fuente de la acción.