PASOS Abril del 2019 - Page 22

Eduardo Madina: “Creo que estamos en la cuarta ola feminista de nuestra historia”.

Nació en Bilbao en 1976. Fue diputado del PSOE y viceportavoz del grupo parlamentario socialista en la legislatura 2008-2011. Licenciado en Historia Contemporánea por la Universidad de Deusto y con un Máster en Integración Europea por la Universidad del País Vasco, ha trabajado como técnico en el Parlamento Europeo y ha impartido clases en diferentes universidades sobre Relaciones Internacionales y Construcción Europea.

 

¿Considera usted que España, con 3.202.509 desempleados actualmente, ha conseguido salir de la crisis?

En mi opinión, la crisis que ha vivido el mundo desarrollado desde 2008 hasta la actualidad no es una crisis de coyuntura que termina pasando y se deja atrás. Es una transformación enormemente profunda que dejará huella por décadas en nuestro continente. Lo hará en términos de crisis de intermediación, en aparición de populismos antiliberales de distinta índole, en consecuencias sociales que durarán años y en modificación de las condiciones del empleo. Por poner aquí solo un dato, de los tres millones de empleos perdidos solo se han recuperado dos, y en condiciones salariales y laborales incomparablemente peores. La última crisis no pasa, formará parte de la redefinición que están viviendo las sociedades europeas y mundiales de las que formamos parte.

¿Cree que se revalorizarán las pensiones con arreglo al IPC?

Creo que sí, porque el acuerdo del pacto de Toledo es claro en ese sentido. A partir de ahí, el régimen de la Seguridad Social no cubre, él solo, las demandas de financiación que el sistema de pensiones genera. Es necesario, por tanto, encontrar vías complementarias de financiación. Los impuestos son la vía más clara.

¿Cómo fue su experiencia en el Parlamento Europeo y cuál fue su labor?

Trabajé en el staff del grupo socialista de asistentes y asesores de diputados españoles del Grupo Socialista Europeo. Seguía especialmente los trabajos de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento. En una UE a 15, antes de la quinta ampliación, el funcionamiento de esa institución era sustancialmente diferente a la actualidad. Aprendí mucho y guardo un recuerdo excepcional de todo mi tiempo allí.

¿Qué opina si se llegara a realizar la independencia de Cataluña?

No se llegará. La partición de un territorio y el establecimiento de fronteras internas dentro de un país miembro de la Unión Europea es algo demasiado trascendente. Está lejos del alcance de las capacidades del movimiento independentista en Cataluña. Lo que me preocupa, y que creo que debe atajarse, es la enorme herida convivencial que este proceso ha generado en el interior de la sociedad catalana. Son necesarias propuestas políticas que faciliten un mejor encaje de ese sector independentista dentro de este espacio público que llamamos España.

¿Piensa que el Parlamento y el gobierno están tomando las medidas necesarias y correctas?

Pienso que es una legislatura que no tiene capacidad legislativa. De hecho, no hay ninguna ley destacada que haya sido aprobada en este periodo de tiempo.