PASOS Abril del 2019 - Page 15

3. Ciclo de vida del parásito

El gato es el principal hospedador definitivo del Toxoplasma gondii donde actúa como un parásito intestinal; eliminando, con sus heces, los ooquistes (formas infectivas de diseminación) del parásito. Estos ooquistes son muy resistentes en el medio ambiente, viables por mucho tiempo, y pueden encontrarse, además de en las heces y lugares de deposición, sobre el pelaje del gato, en sus juguetes, zonas de descanso y tránsito.

Como hospedadores intermediarios tiene a un amplio rango de mamíferos y aves. En la práctica, cualquier animal de sangre caliente es susceptible de ser hospedador intermediario de Toxoplasma gondii. En estos hospedadores intermediarios el parásito no tiene una localización intestinal, y suele dar lugar a quistes tisulares en distintas localizaciones.

El periodo de prepatencia en los gatos es de 3 a 10 días tras la ingestión de quistes tisulares, y de más de 18 días tras la ingestión de ooquistes. La eliminación de ooquistes ocurre en 1-2 semanas tras la infección, y en las heces puede haber millones de ellos.

El ciclo se divide en dos partes: un ciclo sexual, que ocurre en las células epiteliales del intestino delgado del gato (hospedador definitivo), y un ciclo asexual, que ocurre en los tejidos extraintestinales de los félidos y de otros huéspedes, incluido el hombre (hospedadores intermediarios).



Ciclo de vida de Toxoplasma gondii (Hunter y Sibley, 2012)

3.1. Ciclo sexual. El gato se infecta al ingerir animales portadores de quistes o bien vegetales contaminados de ooquistes. En el transcurso de las tres semanas siguientes a la primoinfección, millones de ooquistes se excretan a través de las heces. Estos ooquistes provienen de la reproducción sexual del parásito en el epitelio intestinal del gato. La resistencia del ooquiste permite al parásito sobrevivir más de un año en el suelo cuando las condiciones de humedad y temperatura (4-37°C) son favorables. El medio telúrico se convierte entonces en una fuente de contaminación para el hombre y los animales.

3.2. Ciclo asexual. Tiene lugar en los hospedadores intermediarios. La infección puede deberse a la ingestión de ooquistes maduros procedentes de las materias fecales del gato o la ingestión de carnes crudas o mal cocidas contaminadas con quites tisulares del parásito. Debido a esto, se produce una infección aguda con reproducción asexual intracelular del parásito que pueden llegar a invadir diferentes tejidos y órganos. Cuando el hospedero desarrolla inmunidad, la infección se hace crónica y se forman los verdaderos quistes con los bradizoitos (forma quística tisular) en los tejidos infectados que pueden permanecer de por vida.

Eulalia Suárez Sánchez y Antonio Paredes de la Sal