Norbridge News N°5 - Page 10

Consideramos muy provechoso ayudar a nuestros pequeños a reconocer controlar y modificar sus estados emocionales dado que sin lugar a dudas las emociones, están en la base de todas las habilidades que forman parte de la inteligencia emocional: las habilidades sociales, el control de la agresividad, la resolución de problemas y el manejo del estrés.

Este concepto de IE subsume a los conceptos de inteligencia intrapersonal e interpersonal, pero incluye además el hecho de que son meta-habilidades que pueden ser categorizadas en cinco competencias, a saber :

1) El reconocimiento de las propias emociones.

2) La capacidad para gestionarlas/controlarlas.

3) La capacidad de motivación, creatividad y atención .

4) El reconocimiento de las emociones ajenas, empatía.

5) Habilidades en las relaciones entre pares : duraderas y positivas

Así la Inteligencia Emocional una vez trabajada y adquirida diariamente, conforma hábitos y nos permite conocer y manejar nuestros propios sentimientos, interpretar o enfrentar los sentimientos de los demás, sentirnos satisfechos y ser eficaces en la vida, a la vez que crear hábitos mentales que favorezcan nuestra propia productividad. Y sobre todo nos hace personas de bien, incapaces de dañar conscientemente a otros y a nosotros mismos.

Este año en salitas de 3, 4 y 5 se realizaron encuentros específicos para trabajar todo lo mencionado. Con maestras y chicos. Todo lo aprendido es ejercitado por las docentes en la cotidianeidad para que forme parte de nuestra cultura institucional .

INTELIGENCIA EMOCIONAL EN EL JARDIN

A lo largo de la vida resultan esenciales una mayor autoconciencia, una mejor capacidad para dominar las emociones perturbadoras, una mayor sensibilidad frente a las emociones de los demás y una mejor habilidad interpersonal, pero los cimientos de estas aptitudes se construyen en la infancia.

Daniel Goleman

Departamento de Orientación