Nómadas 02 - Page 37

gue tan vivo como hace tres mil años. En Canadá, donde las restrictivas leyes británicas prohíben la tenencia de dagas de puño, eximen de ellas a los uluit, con un –también muy británico- lógico sentido de la realidad cotidiana. Tan grande es la demanda de ellos que se fabrican ya industrialmente para su uso en las cocinas, siendo una gloria para las faenas culinarias. Parte de ese éxito es el descubrimiento de que para las personas con problemas físicos que les limitan el uso de cuchillos convencionales son una gran ayuda. El aprovechamiento de la fuerza vertical está mucho mejor administrado en el ulu, y especialmente para personas mayores con problemas de artritis son la herramienta perfecta. Se fabrican tablas de corte con una forma especial cóncava que facilitan todavía más dichas tareas. Ese hecho los ha convertido en el souvenir perfecto de Alaska, y se venden desde allí a todos los EEUU… aunque los mangos de plástico y el acero inoxidable hayan desvirtuado la estética de los preciosos uluit tradicionales.