Nómadas 02 - Page 27

Lo que hemos obtenido, no es una huella, es un negativo de la huella, es decir, una copia de la pata o pezuña del animal que la ha realizado. Podemos coleccionarlo así, o bien, si lo que queremos es la propia huella, es muy fácil de obtener, y ya que tenemos el negativo podemos hacerlo las veces que queramos. ¿Cómo lo hacemos? Muy sencillo, con un bloque de arcilla, apretamos el molde sobre ella, obteniendo la huella real a la que corresponde nuestro negativo.