Nómadas 02 - Page 13

cuadra comprobando si existía alguna desviación sobre la plantilla, y colocábamos los encajes de los tornillos. He mencionado antes el marcado de los centros en el puente porque son la referencia para el corte del reposaflechas- que le dábamos forma radial para propiciar el tiro instintivo- luego estas medidas tienen que ver con el punto de enfleche de la cuerda, el corte de la ventana (corte a una distancia del centro para que se produzca el tiro central) y la posición de la empuñadura para el manejo equilibrado del arco. En cuanto a las palas la utilización de que laminados teníamos que usar para las distintas potencias fue una de las cosas que mas dificultad nos creó; las fuimos sacando de medir el ancho de láminas de nuestros arcos, conjuntamente con algunas indicaciones del fabricante de los mismos; al principio siempre teníamos algunas libras de mas, que aprendimos a ajustar con el ángulo de las laminas de fibra de vidrio y el lijado de las caras anterior y posterior de la fibra. Cuando teníamos listas las laminaciones - perfectamente limpias y con adhesivo extendido, siempre comprobando que no quedasen burbujas en éste- sobre la horma, comenzaba el baile, una vez que se calienta algo el pegamento a temperatura ambiente se hacia mas liquido hasta que empezaba curar dentro del horno, con lo que colocar todas las laminaciones centradas y centradas sobre la horma alguna vez se nos hacia cuesta arriba. Una vez curado el pegamento y dejadas enfriar, había que sacarlas de la horma y tener mucho cuidado ya que el pegamento forma unas aristas que cortan como una punta de flecha. Lijado, plantilla, corte de la forma y lijado.