Nómadas 02 - Page 11

Tuve que hace otra vez labor de investigación de las maderas que había en España, sobre todo en Madrid y Barcelona, sobre cuáles se podían utilizar en la confección de puentes, ya que estaba decidido que el material para las palas se compraría en Estados Unidos. Después de visitar y hablar con varios de los importadores de maderas tropicales más importantes y de hacer algunos controles de humedad desechamos comprar estas maderas aquí ya que los porcentajes que daban eran de 15-25 % de humedad y siempre te decían que estaban por debajo del 10%. Sabíamos que teníamos que curar el pegamento mediante calor y nos entraba pánico al pensar que una madera podría microfisurarse por efecto de éste, si tenía más humedad de la debida. Dividimos los trabajos y se fue construyendo el horno, las prensas de pegado (que, por cierto, me las vi negras para conseguir una ebanistería con una mesa-tupí que estuviese escuadrada para que cortase el perfil de las hormas), las mangueras de presión, etc. Preparamos el primer pedido de laminados, aun lo recuerdo al detalle: láminas de madera Coreflex Action Wood y Bo Tuff- láminas de fibra de vidrio en negro y transparente- y para el puente Bubinga y láminas de arce. Uno de los componentes que más nos preocupaba era el pegamento; en dos de los tres distribuidores de materiales ofertaban el Smooth-on de