Mirada Colectiva - Dic. 2013 - Page 18

2. Orientan a las partes (participantementor) sobre los objetivos del programa y aclaran las expectativas de la relación (frecuencia, tipo de contacto, etc.). 8. Mantienen buenos vínculos con la familia y la comunidad. Les explican a los padres o personas encargadas las características del servicio y lo que se quiere lograr con la relación entre el mentor y el participante. 3. Cuidan el proceso de reclutamiento, pareo, capacitación, apoyo y supervisión de sus mentores. Además les orientan sobre el perfil del niño o joven con el que compartirán. 9. Conocen el trabajo de otras entidades de la comunidad con las cuales establecen colaboraciones y alianzas diversas. 10. Si observan algún cambio abrupto en la conducta de un participante visitan el hogar o refieren a las agencias pertinentes, de ser necesario. 4. Tienen una estructura clara de actividades que se desarrollan entre el mentor y el participante. 11. Monitorean de cerca el progreso de la relación mentor-participante. Recopilan datos de cada participante (al inicio, de progreso y al final), los analizan y evalúan el progreso. 5. Duran al menos doce meses y promueven varios contactos mensuales entre las partes, incluso durante períodos de vacaciones. 6. Promueven la interacción y comunicación entre los mentores. 12. Realizan evaluaciones de sus programas y de su organización. Hacen uso de la información para la planific