Mi primera revista - Page 8

Segunda Edición , , , , , , , , , . Así mismo, en aras de dar una mejor atención y segu- ridad hemos implementado dispositivos de señalización vertical y horizontal   que superan los requerimientos con- tractuales buscando ser una de las vías mejor señalizadas de Colombia con constante pedagogía en seguridad vial a través de campañas en instituciones educativas y diferen tes actores viales en coordinación con los municipios. Adicionalmente estamos adelantando la renovación tec- nológica de las diferentes estaciones de peaje con equipos de última tecnología e implementando   carriles de cobro electrónico o telepeaje, es decir, un sistema para los usua- rios que se traduce en facilitar el pago del peaje por medios diferentes al efectivo y que permite no detenerse en la ca- seta del peaje mejorando los tiempos de operación de este carril para los usuarios inscritos. Vale la pena anotar que frente a los eventos causados por la ola invernal en el corredor vial y con el fin de garantizar la movilidad, el Consorcio DEVISAB cuenta con 6 volquetas, 3 minicargadores, 1 retrocargador y el apoyo de 6 empresas conformadas por 122 trabajadores calificados y habitantes de los municipios aledaños al corredor vial. 7.     ¿Cómo ha cambiado la vía desde que les fue conce- sionada en 1996? El cambio de la vía ha sido significativo, en el año 1996 los corredores viales Mosquera – Funza - Siberia – Cota – Chía; La Mesa – Mosquera; Tocaima – La Mesa  y Girardot – Tocaima,  por la condición geológica y geotécnica de di- chas vías, se encontraban en muy mal estado, situación que impedía buenos condiciones de  movilidad y seguridad vial impactando así mismo el desarrollo de la zona, con la sus- cripción del Contrato 01- 96 se rehabilita, interviene, opera y mantiene este trayecto vial, generando así una vía pavi- mentada ( calzada sencilla y doble ), señalizada, demarcada, con mantenimiento vial permanente,   con implementación de servicios gratuitos como : grúa, auxilio mecánico, am- bulancias, presencia de la Policía de Carreteras, zonas de descanso, entre otras, condiciones con las que no contaba el trayecto antes de la intervención por parte del Consorcio DEVISAB. Las anteriores condiciones han contribuido para que el tramo Mosquera - Cota - Chía se haya convertido en uno de 8 los corredores logísticos de distribución más importantes de carga para Bogotá y todo el país y en caso del tramo Mos- quera - Girardot el crecimiento del turismo y comercializa- ción de productos agrícolas y ganaderos. 8.     Empresarialmente, ¿hay lugar para crecer en las con- cesiones viales? Desde el punto de vista del  empresario y su empresa en nuestro concepto SÍ hay crecimiento, ya que el desarrollo de este tipo de proyecto se traduce en la oportunidad de una excelente ejecución y puesta en marcha de proyectos de infraestructura con  calidad y buenos niveles de ingeniería puestos al servicio de la comunidad y  usuarios cuando los mismos se logran ejecutar, como es el caso del proyecto a nuestro cargo. En cuanto si hay lugar a crecer en las concesiones via- les, la respuesta es SI, en estos proyectos que operan los 7 días a la semana las 24 horas del día brindando un trayecto vial en óptimas condiciones de movilidad y con servicios a disposición de los usuarios, se tiene una excelente oportu- nidad de desarrollar los conocimientos y la profesión u ofi- cio en el área correspondiente  a través de desarrollo diario de las actividades que comprenden el cumplimiento de las obligaciones contractuales o de aquellas que por responsa- bilidad empresarial se realizan, desarrollando así uno de los más  importantes valores de todo individuo, el servicio a los demás. 9.     ¿Cómo está el sector de la infraestructura vial en Cun- dinamarca? En este tema debe considerarse  varios escenarios que afectan  la infraestructura vial del Departamento, para nues- tro proyecto temas como la situación crítica que se presenta en los accesos a Bogotá en la que influye considerablemen- te el fenómeno social de que los habitantes de Bogotá están optando por radicarse en los municipios aledaños a esta; La capacidad vial, es decir, los carriles que el proyecto actual- mente puede poner al servicio son  insuficiente frente al alto flujo vehicular que llega al proyecto, la falta de conectividad de las poblaciones y veredas hacia las vías principales, entre otros hacen concluir     que aún hay mucho por desarrollar en la infraestructura vial Cundinamarca en pro del desarrollo social y económico de la región.