Magazine DyN 4 - Page 16

Diseñar el montaje de un evento implica considerar una serie de aspectos que el organizador debe tener en cuenta: desde el más importante, como es el objetivo del evento, hasta el último detalle del mismo, todos deben ser pensados para que se complementen y logren que el evento sea exitoso, como el montaje y la ambientación; la disposición del mobiliario, elementos decorativos y el soporte adecuado para su realización.

El espacio físico y su acondicionamiento son una parte preponderante en la diagramación, ya que una mala decisión o un armado incorrecto puede poner en peligro el éxito de la propuesta, por el contrario un buen montaje, no solo refuerza la idea del organizador sino que además puede potenciarla, a la hora del check list inicial se debe consultar si hay limitantes en cuanto a símbolos o elementos que puedan distorsionar la idea del cliente.

La Arquitectura de los Eventos

REPORTAJE ESPECIAL