MAGAZINE DE NEGOCIOS #14 OCT-NOV 2016 - Page 77

El empowerment es una vía de capacitación para empoderar a todos los empleados con el objetivo de que sean auténticos protagonistas del éxito y los resultados de la empresa. Se trata al fin y al cabo de aprovechar al máximo todos los recursos con los que contemos, bien sean humanos o de medios.

Durante años he comprobado que en el mundo de la empresa se exige mucho en algunos casos y no siempre se capacita a todo el personal para que actúen como si fueran auténticos dueños que vivan la empresa, y no como personas ajenas a ella, que tan solo van a por el sueldo y a pasar el tiempo. Trabajo con muchos empresarios que se quejan de que no son ayudados adecuadamente por sus empleados: “Van solo a por el sueldo y nada más”“Cuando yo no estoy nada funciona”, “Soy esclavo de mi empresa”…. Sin embargo la pregunta que yo les lanzo es, ¿De qué manera está contribuyendo usted a que mejoren y se involucren más en todas las actividades?

En la mayoría de los casos se tiene mucha resistencia a realizar cambios porque esto implica alterar profundamente la cultura tradicional de la empresa, los hábitos, los estilos y las formas de hacer, pensar y sentir lo que acontece. Y el cambio no es solo por parte de los empleados, sino que han de estar involucrados todos los estamentos e integrantes de la empresa en su conjunto. Durante los últimos años de mi carrera como directiva pude poner en práctica cambios que llevaron a una impresionante mejora en los resultados y no solo en lo económico, sino también en la satisfacción global, la seguridad y el desarrollo de cada uno de los empleados.

Se trata de que todos los integrantes de la empresa sean plenamente útiles a esta. Pasar de ser guiados casi como autómatas sin protagonismo, ni compromiso, a convertirse en auténticos actores del éxito y el desarrollo de la empresa, en lideres y seguidores plenamente involucrados, merece la pena pagar el precio ¿no crees? y de esta forma tener una sociedad más involucrada, más sostenible y más sana.

por Celia Pérez

EMPOWERMENT