MAGAZINE DE NEGOCIOS #14 OCT-NOV 2016 - Page 41

Si bien el precio del cobre no presenta hoy un horizonte de aumentos de precios, lo que conllevaría a no muy buenas perspectivas de inversión en el sector, ¿cree que en Chile ya es hora de hacer el cambio estructural para nuevas plataformas de generación de riqueza, y cómo lo visualiza en el corto plazo? ¿Existe ánimo de hacer las cosas distintas?

La región tiene múltiples “vocaciones” y ellas han ido concretándose en la medida en que se han dado los incentivos normativos para su desarrollo. Por ejemplo, la vocación portuaria y el tremendo potencial que existe para mejorarla. De igual forma, la región constituye el principal polo minero del país, pero la minería requiere de dos insumos muy importantes: electricidad y agua. Hoy, somos la región con mayor potencial de generación solar en Chile, de modo que un tránsito hacia otras matrices productivas también pasa por la instalación de centrales de energías renovables no convencionales. Esto, en el mediano plazo, y con la interconexión de los sistemas de transmisión eléctrica, puede convertirnos en un actor sumamente relevante de la generación nacional. Asimismo, debemos ser la punta de lanza en el desarrollo y perfeccionamiento de los usos públicos e industriales que se le pueden dar al agua de mar, así como en la búsqueda de sinergias entre diversas matrices productivas.

Hay, además, que emplazar al gobierno para que tome decisiones de Estado respecto del litio. Esta es una materia en la cual corremos contra el tiempo, pues otros países están abriendo sus mercados e iniciando ya trabajos en esta materia. Quedarnos fuera del boom del litio sería un error que costaría años de retraso en el desarrollo de nuestro país.

EL DESAROLLO PAÍS

Y EL CAMBIO ESTRUCTURAL