MAGAZINE DE NEGOCIOS #14 OCT-NOV 2016 - Page 16

Prólogo de un lobo solitario

Fue en el año 2005, cuando en mi búsqueda de un nuevo tanque para mi colección de maquetas me interné en el antiguo y central shopping de la ciudad, que di con una tienda con exclusivas maquetas bélicas, en especial de la Segunda Guerra Mundial que era mi pasión. Aún en ese tiempo mi escuadrilla de aviones no había sido mermada por la manos curiosas y destructivas de mi pequeño y primer hijo, quien para buen entendedor fue él y luego el segundo, los “Aliados y rusos” que terminaron con mi pequeña pero preciada Luftwaffe. En ese contexto conocí a Germán Castro, dueño de la tienda y experimentado maquetero, hombre con afable y delgada figura, con quien comenzó una muy buena amistad y funcional entorno a este hobby.

DE MAQUETAS

MAQUETISTAS

Y LOBOS SOLITARIOS