MAG #9 - Page 76

ada destino tiene cientos de posibilidades a la que estamos propensos a escoger o hacer frente para buenos o malos resultados y logros. La energía misma creadora y representativa de lo ya establecido u originado va avanzando y transformándose en niveles y ritmos que convergen distintos matices, ingredientes, pensamientos, instancias y mentes para hacer posible diversos caminos, que darán espacio a muchas encrucijadas. Cada uno de nosotros está sometido al segmento de la vida, en donde si le gusta, vive y se queda en un determinado fragmento o propósito creador de su realidad atreviéndose a crear variados escenarios más, así los desafíos y metas, tienen cientos de posibilidades y encrucijadas a las que debemos estar conscientes y atento, ya que las veremos luego de querer avanzar en nuestro segmento existencial creador de la realidad que estamos manifestando y donde somos los personajes principales. Imagínese a usted parado frente a un muro de cemento encerrado sin ningún recurso tangible para poder traspasarlo, se da cuenta que una voz interior le dice o le hace ver que vaya a lo impensable, al juego de la vida a lo invisible y que cierre los ojos y vuele. Vuele? si leyó bien; que se adentre en conciencia pura tranquilizadora para encumbrar una transformación de trascendencia, a un estado de conciencia pura, sutil y desdoblarse, o sea , poder salir de su cuerpo físico y viajar por sobre o a través de él sin imaginar en su vida tal habilidad real de muchos seres humanos. Dicha encrucijada desarrolla una habilidad y auto conocimiento jamás pensado.

Frente a un muro o frente al espejo, sólo en tu interior están las respuestas, sólo confia y toma un camino ahora.

C

LA Encrucijada del alma