MAG #9 - Page 50

4 Liderar es ganarte a la gente y saber tratar con todo tipo de personas.

A medida que avanzas, vas a tener que negociar, buscar sinergías y establecer acuerdos como proveedor, cliente o jefe con otras personas y empresas. Para llevar dichos posibles acuerdos a buen puerto, va a ser muy importante tu capacidad de generar empatía, de transmitir credibilidad y seguridad. Saber transmitir positivismo, buena energía y un alma brillante. Trasmitir alegría por la vida pero seriedad por el trabajo.

5 Liderar es tomarte tus errores como una buena oportunidad de aprendizaje en vez de como factores que puedan minar tu autoestima.

Muy pocos empresarios, en mi caso no conozco a ninguno, han avanzado y llegado lejos sin antes haber sufrido las consecuencias de haberse equivocado no una, si no múltiples veces. Tómate los fracasos como una buena oportunidad de aprendizaje, seguro que al siguiente intento lo harás mejor. Recuerda: nadie en este mundo hemos nacido aprendiendo.

6 Liderar es saber escuchar a los demás, aprender de ellos para luego ser nosotros quienes marquemos las directrices.

La humildad de la escucha. Si la naturaleza nos ha dado dos oídos y una boca por algo será. Cualquier persona en cualquier momento nos puede aportar ideas, nos puede enseñar, nos puede abrir los ojos... Mantente en modo escucha para captar sabiduría, conocimientos de los demás y para así luego, cuando tengas que dirigir a otros o tu propio camino, tendrás muchos más datos y conocimientos para tomar mejores decisiones.

7 Liderar es arriesgar.

El líder debe tomar continuamente decisiones. Toda decisión conlleva un riesgo y a veces, una pérdida. Pero para avanzar, hay que tomar pequeñas y grandes decisiones. El riesgo a equivocarse va a estar siempre ahí pero es parte de la grandeza de poder avanzar. La intuición es una buena herramienta que ayuda para tomar nuestras propias decisiones. Preguntarle a veces a tu corazón hará que decidas mejor.

Se han escrito multitud de libros acerca del liderazgo. Se ha hablado mucho en conferencias. Pero lo más importante que debes tener en cuenta a la hora de ponerte al frente de un proyecto empresarial es que tienes que ser un ejemplo de ser humano con valores y ética, hacer lo que predicas porque de esta forma lograrás que te sigan con tu idea hasta el fin del mundo. Y tú ¿Aceptas el reto?

Por Celia Pérez Muñoz.

International Coach

http://celiaperez.es

"La diferencia entre ganar y perder a menudo consiste en no abandonar"

Walt Disney