MAG #9 - Page 37

Se presentan las clásicas dudas ante lo nuevo y en idioma de bicicleta tengo que traer al recuerdo muchos de los temas que he planteado en otras publicaciones de esta revista. Dudas como por ejemplo el tipo de ropa, puede haber muchos de los que van a esquiar, cuánto tiempo pretendo hacer en el ascenso porque hay que recordar que aguantar una subida de diez minutos no es lo mismo que aguantar alrededor de dos a tres horas de apretar las piernas, cuidar el agua y, aunque haga frío, el sol igual quema. Sumado a lo anterior recuerden que lo que se sube luego hay que bajarlo y sumando la velocidad a la que se baja es precisamente ese el momento en que te congelas con el viento cordillerano.

Hay que reconocer que estos pedaleos largos y con desafíos son siempre un gran logro cuando se completan. Es mucho tiempo personal que se tiene para refrescar los pensamientos, deleitarse con el paisaje, con suerte se cruza un zorro curioso y con asombro puedes ver cómo los cóndores pasan cerca y la inevitable broma interna que si pedaleo más lento los cóndores pensarán que estoy muerto y como son aves de rapiña me van a llevar. Bueno, ¿qué más motivaciones se pueden tener? Más que tener un tiempo para disfrutar solo o con amigos, entrenar un deporte al aire libre y sentir cómo la naturaleza te ve pasar.

Claudio Sepúlveda Streb

Ing. Informatico

VIDEOS