MAG #8 La Tercera Plataforma - Page 60

Nuestro interés como Seremía es que exista en las diversas áreas económicas de nuestro país el desarrollo de un trabajo seguro y equitativo. En este sentido el foco es contribuir en la productividad de las empresas y generar ambientes pro-inversión, lo que en ningún caso es contradictorio con perseguir cero accidentabilidad, por el contrario, vemos en la seguridad un mecanismo para que las empresas logren mejores tasas de productividad.

En nuestra región, en particular, hemos estado no sólo fiscalizando que se cumplan las condiciones de trabajo de manera segura en el marco de lo que dicta la normativa, sino también nos hemos ocupado de educar y prevenir a través de la constitución de mesas que buscan reducir la accidentabilidad laboral, tal como ha sido en el caso de Mejillones, donde participan empresas, trabajadores y organismos públicos.

Sin embargo, más allá de las mesas creadas nos preocupa que permanentemente se insiste en la palabra cultura de seguridad, un concepto amplio que involucra valores, hábitos, entre otros aspectos que dependen de la visión y misión de cada empresa y que se torna difícil de englobar como una realidad nacional, puesto que se descuida el eje de “condición de seguridad”.

Vemos con mucho ahínco disminuir la fatalidad y analizar causas y normativas, pero poco se observa la preocupación por analizar los accidentes potenciales, siendo que ahí está el verdadero trabajo para evitar los accidentes fatales.

Observamos que “Existen estilos de endosar responsabilidades a trabajadores a través del concepto del autocuidado”, lo cual obviamente no nos hace mucho sentido, puesto que no es una forma efectiva o “accountability” de la empresa respecto a seguridad.

Creemos en la importancia de la capacitación en seguridad al interior de las empresas pero también creemos necesario trabajar en alianzas virtuosas entre las empresas y el mundo de la educación a fin de que el componente “seguridad” se instale en los jóvenes ya en la etapa preescolar. Lo anterior dado que la experiencia percibida es a invertir gran parte del tiempo en que se genera la permeabilidad de un trabajador al espíritu de la empresa en generar, más aún en los jóvenes recién egresados, la noción de seguridad.

Para alcanzar la tan preciada cero accidentabilidad, consideramos indispensable la realización de un trabajo mancomunado donde cada actor es importante: trabajadores, empresas (tanto mandantes como contratistas y subcontratistas nadie debe sentirse excluido) y Gobierno.

En este sentido, se busca avanzar hacia esta meta y contribuir en darle una mirada a la seguridad como parte del proceso productivo y no algo separado ya que muchos vemos que “curiosamente en la realización de las charlas de seguridad jamás hablamos de producción…”; a ello surge la pregunta ¿la seguridad no es parte de la producción?

Para mejorar procesos y hacer nuestras operaciones más seguras, es necesario el esfuerzo privado-gubernamental en pro de la seguridad y salud ocupacional de todos.

ENTREVISTA

LA SEGURIDAD COMO

MECANISMO DE PRODUCTIVIDAD

Pablo Rojas

Seremi del Trabajo. Antofagasta

Dirección de Comunicaciones

e