MAG #8 La Tercera Plataforma - Page 45

Bueno la mayoría de las veces me digo con convicción que voy a rodar como roca cerro abajo, pero no me siento mal, entiendo perfectamente que no soy una cabra de cerro y que los neumáticos no se van a adherir lo suficiente.

Días después descubrí que ese análisis de los caminos y senderos los hago siempre a igual que mis amigos ciclistas cuando me reúno en lugares rurales, parrillando, cuando salgo a trotar, a veces cuando me distraigo mirando por la ventana de mi oficina (veo solo edificios por lo que imagino los senderos). No se podría decir que me quedo pegado o que me quita el sueño, pero si me motiva a la búsqueda de nuevos desafíos y rutas a seguir, siempre tomando en cuenta los límites que mi cuerpo y mi bicicleta soportan.

Si la bicicleta u otro deporte al aire libre ya captó su interés, los invito a darse cuenta si este mismo hábito lo están aplicando. Si nos ponemos a filosofar, se podría decir que descubrí que mi observación lejana no se dirige al horizonte sino a los caminos que hay más cerca. Fáciles o difíciles, se analizan, se aceptan o descartan, pero siempre se hace algo.

Claudio Sepúlveda Streb

Ing. Informatico

La cuna del desafío Vidas al aire libre

VIDEOS