Madresfera Magazine 17 - Septiembre 2018 - Page 29

LAS MADRES DE LAS CÁRCELES • LA HISTORIA PERSONAL • En 2013 nacía el colectivo 'teta & teta'. Lo que en sus orígenes fue concebido como un coworking creati- vo, terminó convirtiéndose en una marca responsa- ble de productos e iniciativas sociales. La última de esas iniciativas pasa por dar una nueva vida a la can- tidad de libros que se acumulaban en sus casas. “Un día pensamos que qué podíamos hacer con tantos libros y Mercedes, de la librería Tipos infames, nos sugirió que los donáramos. Ahí empezó a gestarse la idea de donarlos “a las olvidadas” mujeres de las cárceles y de paso poner en relieve cuál era su situa- ción”, contaba Ana Echegoyen, una de las fundado- ras del proyecto, en Buenos días Madresfera. Libros para evadirse de la realidad #ALasOlvidadas es la materialización de aquella idea nacida en una librería del centro de Madrid: un proyecto de recogida de libros para donarlos al Mó- dulo de Mujeres del Centro Penitenciario Madrid V en Soto del Real. Libros para que se evadan de su realidad, pero también para despertar conciencias, para abrir los ojos en torno a un colectivo de mujeres totalmente invisible para la sociedad. Durante semanas, en 'teta & teta' estuvieron recibien- do libros de personas que debían pensar qué libro querían donar y escribir en las primeras páginas una dedicatoria que reconfortara a estas mujeres. Después, el colectivo se encargó durante la primera semana de julio de entregar los libros a sus destinatarias. También llevaron a cabo un taller en prisión acerca del poder de los libros como herramienta de evasión que fue ameni- zado por un show humorístico. “Asistieron todas las mujeres presas (esto no siempre sucede con todas las actividades que se les proponen), enseguida rompi- mos el hielo con ellas y se implicaron en la lectura de algunas de las dedicatorias y la selección de los libros que cada una de ellas podía coger. La lectura de poe- mas de Ajo Micropoetisa fue genial, se rieron muchísi- mo. La fórmula cultura y humor es muy reactiva: se lo pasaron genial y recibieron los libros con muchísima curiosidad por las dedicatorias”, cuenta Ana Echego- yen a Madresfera Magazine. El balance que hace de la iniciativa es también muy positivo: han recibido casi 700 libros en sólo cinco semanas. “El recibimiento y la implicación, el com- promiso, ha sido increíble. Además de haber recibi- do muchísimos libros hemos tenido una respuesta en redes sociales increíble (Facebook, Instagram y Twitter), muchos medios de comunicación y plata- formas se han hecho eco de #alasolvidadas. Vuestro altavoz ha sido muy importante para la continuidad de este proyecto”, explica Ana. Darles voz “El sistema penitenciario en España está pensado para los hombres porque son mayoría. De hecho sólo hay tres cárceles de mujeres (hay quien dice cuatro), el resto son módulos femeninos creados dentro de las cárceles de hombres. Es decir, el cas- tigo a las mujeres presas va más allá de la priva- ción de libertad”, explican desde la web del pro- yecto. Y es aquí donde han querido poner el foco de atención. Cree Ana Echegoyen que este tipo de iniciativas son necesarias “porque nunca nos acordamos de las mujeres que están en la cárcel, y cada historia es de una complejidad social que va más allá de haber cometido un delito”. Añade que el estigma de una mujer encarcelada es muy distinto al de un hombre y recomienda la lectura de “Penas y Perso- nas”, de Mercedes Gallizo (“Es una lectura que no te deja indiferente”). La acogida y lo vivido ha sido tan extraordinario para todas las personas implicadas en #alasolvida- das que quieren seguir creciendo, llegar a todas las cárceles y módulos de mujeres con la finalidad de darles voz. “Nuestro objetivo es poder ɕ)ոյхոɼչ͕͸)ɽ̸́ͼх̰ɼ)ٕѽ͍́́ͼɄȁɑ)̰Օɕ͕́եȁє䁡)ɝ͵̰ѥՍ́䁕ɕ́ͅ)͍Սɹϊt唸)MAQ%5 I)+