Madresfera Magazine 17 - Septiembre 2018 - Page 27

larios; para que cambiaran las formas en que llamaban a las mujeres y las atendían. Se trata de que haya personal con un perfil más educativo. El trato con estas personas es absoluta- mente diferente. El propio am- biente ya lo marca. La dejadez política condena a los niños a seguir viviendo en las prisiones. ¿Cómo llevan los niños vivir en una cárcel? ¿Afec- ta esto a su desarrollo en una edad tan importancia como la de 0-3 años? Incluso en los módulos de ma- dres lo que se busca es no rom- per el apego. Intentamos que los niños no noten que están en pri- sión dándoles todas las facilida- des a ellos y a las madres. Ade- más de que hay que tener en cuenta que los recuerdos se em- piezan a crear a la par del desa- rrollo del lenguaje, de forma que de antes de los 3 años muy po- cos niños tienen recuerdos. In- tentamos que los niños salgan a la calle, que vayan a guarderías públicas, que tengan estímulos de la calle, que salgan de vaca- ciones con los abuelos o con el padre. Y ya, conforme el niño se hace más mayor y tiene más in- quietud por explorar, sobre los dos años, se prolongan las sali- das externas. Está todo muy tra- bajado, pero es cierto que en las unidades internas hay muchas costumbres del funcionariado de prisiones. El recuento, los uniformes, la megafonía… Esas cosas había que terminar de eli- minarlas y la