Madresfera Magazine 17 - Septiembre 2018 - Page 21

No es la única adaptación. Aun- que las puertas metálicas y las ventanas son iguales a las de cual- quier otra celda, hablamos de mó- dulos poco masificados, con colo- res y rutinas más suaves: “En cualquier módulo se llama al reclu- so por el apellido por megafonía. En estos se intenta no usar mega- fonía, se llama a las reclusas por su nombre a través de la ventana, to- dos los detalles se cuidan más”. “La institución penitenciaria en los últimos 10-20 años ha transfor- mado el ambiente sensiblemente. Sigue siendo un contexto carcela- rio, con las normas de seguridad y de vigilancia propias y necesarias, pero el entorno es más agradable, está adaptado a los menores, a una vivencia familiar”, reconoce por su parte Chelo Hernández San Segundo, coordinadora del Área Mujer e Infancia de la Fundación Padre Garralda – Horizontes Abier- tos, que lleva desde los años no- venta trabajando con las mujeres en prisión. Para Yagüe y Melis el mero he- cho de que se hayan hecho estas adaptaciones y de contar con re- cursos valiosos y suficientes para atender las necesidades de las madres no debe hacer a la ad- ministración penitenciaria “com- placiente en absoluto con una realidad que, afectando a una par- te tan sensible de la sociedad, ne- cesitaría ser continuamente revi- sada, en la búsqueda de mejoras y soluciones”, entre la que desta- ca la necesidad de “buscar fórmu- las para que las internas residan con sus hijos fuera de los cen- tros penitenciarios”. LA MATERNIDAD Y LA INFANCIA EN PRISIÓN Es la madre quien tiene la deci- sión de que su hijo menor de tres años conviva con ella en la cárcel. Allí, en el módulo para madres, comparten espacios comunes con otras reclusas y sus hijos y cuentan con el apoyo del equipo de empleados de la prisión (tra- “Las mujeres presas son un colectivo muy vulnerable que necesita más ayuda y asistencia que control, más aún en el caso de las madres” bajador social, educador social, psicólogo y funcionarias) para ejercer su maternidad. “Las ma- dres que están aquí vienen de “C u a n d o t ie n e s u n in t e r na m ie n t o p e n it e n c iar io lo m ás h a b it u al e s q u e pie r das h ast a t u id e n t idad, al fi nal t e c o n vi e r t e s u n po c o e n u n n ú m e r o ” SEPTIEMBRE 2018 • mama • 21