Madresfera Magazine 16 - Mayo 2018 - Page 94

[ LIBROS PARA PADRES LECTORES ] DEVORANDO LIBROS (CUANDO SE PUEDE) La primera mano que sostuvo la mía , de Maggie O’Farrell Hay escritoras con un talento especial para transmitir senti- mientos a través de sus palabras, para hacerlos sentir al lector con la precisión de un cirujano. Una de ellas, sin duda, es la británi- ca Maggie O’Farrell, que en la deliciosa La primera mano que sostuvo la mía une la vida en apariencia inconexa de dos mu- jeres separadas por décadas, pero que tienen en común mu- chas cosas, entre ellas el arte, la maternidad y un hombre que, sin saberlo, las une pese al tiempo que las separa. Las manos de la madre • mama • M AY O 2 0 1 8 La primera mano que sostuvo la mía, de Maggie O’Farrell Traducción: Concha Cardeñoso Editorial: Libros del Asteroide PVP: 23,95 euros Páginas: 340 1ª Edición: marzo de 2018 , de Massimo Recalcati El psicoanalista italiano Massimo Recalcati bebe en Las manos de la madre: deseo, fantasmas y he- rencia de lo materno de Freud, de Lacan y de otros psiquiatras y psicoanalistas de la historia para hacer un retrato de la madre que no esconde ni sus luces ni sus sombras. Basándose en textos bíblicos, en metrajes de películas, en fragmentos de libros, en su vida y en su propia experiencia en consulta, Recalcati nos mues- tra una madre real, con cientos de rostros, porque la maternidad, al fin y al cabo, no es ni blanca ni 94 Una de esas mujeres es Lexie Sinc- lair, una joven que llega al Soho lon- dinense de los ‘50 escapando de sus padres, sedienta de emociones tras una infancia en el campo, atraí- da por Innes Kent, el editor de una revista de arte. La otra es Elina, una inmigrante nórdica en el Londres actual, artista de profesión, madre reciente de un niño para el que no encuentran nombre. Su confusión, su particular baby blues, se verá acrecentado por el de su pareja, Ted, al que la paternidad le hace reencontrarse consigo mismo, con un pasado que casi había olvidado. negra, sino que está llena de gri- ses, de matices. En todo caso, como afirma el en- sayista, en toda madre hay algo inamovible, inmutable ante el paso del tiempo: “(...) nos recuerdan una función esencial de la maternidad que ningún cambio histórico po- drá eliminar jamás: la madre es el nombre del Otro que no deja que la vida caiga al vacío, que la sujeta con sus propias manos impidiendo su caída; es el nombre del primer socorredor”. Qué importantes son. Las manos de la madre. Las manos de la madre, de Massimo Recalcati Editorial: Anagrama PVP: 16,90 euros Páginas: 200 1ª Edición: marzo de 2018