Madresfera Magazine 16 - Mayo 2018 - Page 58

[ UN VISTAZO FUERA ] AC: El nombre del blog ya dice mucho del principio del que parte el mismo en esta era en la que padres y madres parecemos perdidos buscando la perfección y nos olvidamos de eso, de ser reales, naturales, imperfectos. ¿Cómo es una madre real? MR: Una madre real es aquella que se recono- ce imperfecta, que sabe que siempre en algo la va a errar, aunque ponga mucho empeño en hacer las cosas bien. Una mamá real es aquella que admite que necesita tiempo para ella y reconoce la culpa que siente por ello. La mamá real siente muchas emocio- nes en el día, frustración, enojo, tristeza, alegría, ter- nura y un amor incondicio- nal difícil de explicar. Como mamás, enfrentamos cada día un sinfín de desafíos, deseos de volver a tiem- pos sin responsabilidades, momentos de amor y de desamor, pero al final del día sentimos un agradecimiento profundo hacia esos hijos que nos enseñan lo mejor de la vida. mujeres que quieren tener todo bajo control. Mi hija, pobre, seguro lo padeció (risas). Mientras la esperaba leí mucho sobre crianza, corrientes y autores varios y sentí que nadie tiene la verdad en cuanto a la mejor ma- nera de ayudar a crecer y educar a nuestros hijos. Justamente porque son nuestros y nadie más que nosotras sabemos de sus necesidades –o por lo menos, intentamos acer- carnos a comprenderlas-. Con tanta lectura y ya un par de años en la mater- nidad, cuando terminé de escribir ese libro, tenía cla- ro que mi hija era mía pero sobre todo era hija de la vida, que mi misión en esto era acompañarla a crecer, pero no evitarle obstáculos ni dolores porque son ne- cesarios (¡a pesar de que cueste!), y que lo mejor que podía hacer por ella era ayudarla a descubrir quién era, para qué estaba acá, su misión y sentido de vida …y para eso, nada mejor que dar libertad y ayudarla a despuntar sus pasiones. AC: “Empecé queriendo ser la madre perfecta y terminé entendiendo que lo mejor que puedo hacer por mi hija es ser imperfecta, para acompañarla en su camino, alimentar sus pasiones y su libertad, para que ella logre ser su mejor versión”, escribe Carolina en el libro ‘Mamás reales’ (Editorial Aguilar). ¿Qué te hizo ver esa realidad, esa necesidad de cambiar de objetivo? MR: Creo en realidad que fue parte de un cambio de foco en mi vida. Siempre fui muy organizada y planificadora a nivel personal y profesional; de esas AC: Ya que he mencionado el libro: tengo entendido que el lanzamiento del mismo coincidió práctica- mente con el nacimiento de tu segundo hijo. ¿Cómo surgió la posibilidad de escribir un libro? ¿Es el blog el punto de partida? MR: ¡Coincidió de verdad! El viernes 2 de octubre me reuní con la diseñadora de la tapa en mi casa, le conté lo que me imaginaba en cuanto al diseño que es bastante particular, con post, lugares para anotar, etc…y esa noche empecé el trabajo de parto. Francis- ca nació 8.28 am del sábado 3. “Una madre real es aquella que se reconoce imperfecta, que sabe que siempre en algo la va a errar, aunque ponga mucho empeño en hacer las cosas bien” 58 • mama • MAYO 2018