Madresfera Magazine 16 - Mayo 2018 - Page 51

[ BLOGUEROS EXPATRIADOS ] Mireia lleva casi una década viviendo en Japón. Llegó en 2009 para realizar un curso de japonés intensivo en Tokio y terminó quedándose a vivir en el país nipón: allí conoció a su pareja y han tenido dos niños de dos y cinco años. Coincidiendo con su maternidad llegaba también The Inomatas, un blog en el que cuenta de forma amena y divertida curiosidades para descubrir un país que le ha robado el corazón. Diana Oliver: Llevas casi diez años en Japón pero supongo que habrá muchas diferencias a nivel cultural. ¿Cuál es la que más te ha chocado? Mireia: Uf, demasiadas, pero me ha sorprendido muy po- sitivamente el sentimiento de comunidad en cuanto a tener las calles limpias sin haber si- quiera papeleras. ¡Es simplemen- te alucinante! “Tener a un niño de alta demanda emocional no es fácil y me ha absorbido mucho” DO: ¿Dirías que es un país amigo de los niños? M: Por lo general mucho, aunque en algunos puntos de Tokio puede ser bastante complicado. Hay cosas para ellos o para desconectar pero están bastante escondidas. Por otra parte los japoneses adoran a los niños extranjeros, les parecen muy kawaii (monos, adorables) ya que, según ellos, sus niños son todos iguales. En gene- ral el extranjero que está de paso es muy bien recibido y si viajas con niños pequeñitos, te dan muchas facilidades para compartir cama en los hoteles (en muchas ocasiones a coste cero). Y en los restaurantes pides un “kodomo no torisara” (un plato para el niño) y tienen ya unos platos y cubiertos para que los padres puedan compartir su comida con los más pequeños. Este tipo de cosas son vistas como algo muy normal y me encanta. MAYO 2018 • mama • 51