Madresfera Magazine 16 - Mayo 2018 - Page 29

EL TRÁNSITO A LAS NUEVAS PA- TERNIDADES En los últimos años, sin embargo, se está produciendo un proceso de retorno del padre que escapa del genocidio al que alude Luigi Zoja. Un proceso lento, como demuestran las estadísticas de excedencias y reducciones de jornada para el cuidado de hijos, aún copadas en más de un 90% por las madres; pero también un proceso imparable hacia una figura de padre que no rehúye los cuidados, los afectos ni la corresponsabilidad en la crianza. Según Eduardo Bogino sigue primando la figura del padre proveedor porque “ni en las políticas públicas, ni en el imaginario y las prácticas sociales, se ha instalado todavía que ser un buen padre es cuidar de los hijos e hijas”. Su percepción la corrobora en parte Teresa Martín García que, aunque considera que “cada vez hay más hombres favorables a la igualdad de género que desarrollan conscientemente estilos de crianza más modernos e igualitarios”, reconoce que “son todavía pocos”. No obstante, se muestra optimista por la tendencia al alza de este tipo de paternidad y afirma convencida que “el cambio profundo de valores en las relaciones intrafamiliares que se ha producido en las últimas décadas puede funcionar como una línea roja de no retorno respecto a la igualdad de género en nuestra sociedad”. Para la científica del CSIC existen dos factores decisivos en este tránsito hacia una nueva paternidad. el “Cada vez hay más padres que desarrollan estilos de crianza más modernos” sorpasso educativo de las mujeres y su entrada masiva en el mercado de trabajo: “Hoy en día el porcentaje de mujeres entre 30 y 34 años con título universitario (46%) es superior al de hombres (33,5%) y la tasa de actividad femenina ha aumentado 20 puntos en menos de dos décadas. Estos cambios sociales y culturales han provocado el crecimiento paulatino de la proporción de niños que viven en hogares donde sus dos progenitores participan en el mercado de trabajo. De hecho, la proporción de parejas de 30-45 años en las que el hombre es el único proveedor de ingresos ha pasado del 48% en 1999 a a sólo el 26% en 2017”. Según la experta, esta tendencia creciente hacia un modelo de doble ingreso ha supuesto un “fuerte impacto” en las identidades, roles y trayectorias educativa, laboral, conyugal y reproductiva de los hombres. A estos factores, tanto Teresa Martín García como Eduardo Bogino, unen los efectos provocados por la crisis económica, traducida en una precarización del trabajo remunerado, una coyuntura que según el antropólogo y trabajador social ha llevado a muchos hombres “a reinventarse como cuidadores”. Una reinvención a la que según Bogino también ha contribuido una mejor y mayor valoración “del ideal social de la igualdad de derechos y deberes entre mujeres y hombres, del que se van haciendo cargo algunos padres”. En ese sentido, señala al permiso de paternidad, incluido en la Ley de Igualdad de 2007, como “el primer mensaje claro” para los MAYO 2018 • mama • 29 EL TRÁNSITO A LAS NUEVAS PA- TERNIDADES En los últimos años, sin embargo, se está produciendo un proceso de retorno del padre que escapa del genocidio al que alude Luigi Zoja. Un proceso lento, como de- muestran las estadísticas de exce- dencias y reducciones de jornada para el cuidado de hijos, aún co- padas en más de un 90% por las madres; pero también un proceso imparable hacia una figura de pa- dre que no rehúye los cuidados, los afectos ni la corresponsabili- dad en 7&6V|;VGV&F&v6wVP&FfwW&FVG&R&ЧfVVF"'VR( V2:F60 ;&Ɩ62VVv&0,:7F6266W26R7FFFFl:VR6W"V'VVG&RW07VF"FR22R>( 7RW"Ц6W6;66'&&&V'FRFRЧ&W6'L:v&<:VRVVP66FW&VR( 6FfW:0'&W2ff&&W2wVF@FR|:W&VRFW6'&62Ц6VFVVFRW7F2FR7&:2FW&2RwVƗF&>( &RЦ66RVR( 6FFl:6>( '7FFR6RVW7G&F֗7F"FVFV6ǦFRW7FPFFRFW&FBf&6ЧfV6FVR( V6&&gVFFRf&W2V2&V6W2G&Цf֖Ɩ&W2VR6R&GV6FV2 ;F2L:6F2VVFRgV6Ц"6V:V&FR&RЧF&&W7V7FwVFBFP|:W&VVW7G&66VFN( &6VL:f6FV542W7FVF2f7F&W2FV66f2VW7FRG,:Ч6F6VVWfFW&FBV( 6FfW:0G&W2VPFW6'&W7F2FP7&:0FW&>( Ч6'76VGV6FfFR2VW&W07RVG&F6fVVW&6FFRG&&( ĆVL:V&6VFЦRFRVW&W2VG&R33B;06L:GVVfW'6F&CbRW27RЧW&"FR'&W232RRF6FR7FfFBfVVRЦVFF#VF2VV2FPF2L:6F2W7F26&266ЦW27VGW&W2&f6FV7&V6֖VFVFFR&"Ц6;6FR;2VRffVVv&W0FFR7W2F2&vVF&W2'FЦ6VVW&6FFRG&&FPV6&&6;6FR&V2FP3CR;2V2VRV'&RW0V ;6&fVVF"FRw&W626FFVCRV<;6V#bRV#~( 6V|;WW'FW7FFVFV67&V6VFR6VFVFRF&Rw&W67RЧVW7FV( gVW'FR7F( V0FVFFFW2&W2G&V7F&0VGV6Ff&&6Vv&RЧ&GV7FfFR2'&W2W7F2f7F&W2FFFW&W6'L:v&<:6VGV&F&ЦvVV2VfV7F2&f6F0"7&62V6;6֖6G&GV6FVV&V6&6;6FVG&&&VVW&FV6VGW&VP6V|;VG& ;6vG&&F 66WfFV62Ц'&W2( &VfVF'6R67VFЦF&W>( V&VfV6;6VP6V|;&vF&:6G&Ц'VFVV""f&Ц6;6( FVFV66FRwVЦFBFRFW&V62FV&W&W2VG&PVW&W2'&W2FVVR6Rfআ6VF6&vwV2G&W>( VW6R6VFF6\;W&֗6FRFW&FB6VFVWFRwVFBFR#r6( V&W"V6R6&( &0#( ( "#