Madresfera Magazine 16 - Mayo 2018 - Page 17

[ POST DESTACADO ] escondernos detrás de nuestra propia infancia. Ellos crecen en el mundo que les ha tocado y nuestra responsabilidad es ayudarles a vivir en ese mundo; no creo que sirva esconderles de lo digital, ni tampoco dejarles campar a sus anchas. De todas formas, mi mensaje a los padres es siempre el de ‘nunca es tarde’. Estés donde estés, tengan tus hijos la edad que tengan, el mejor momento para empezar a educar en un buen uso de la tecnología es AHORA. AC: ¿Crees que los padres tenemos una sensación de falsa seguridad en la red y que solo nos asustamos, puntualmente, cuando sucede un caso de aquellos que saltan a los medios por su gravedad? MZ: No, creo que la mayoría de los padres son conscientes de que Internet es un sitio muy grande con muchos riesgos para los niños. Pero eso no siempre nos hace actuar, sino que tendemos a reaccionar. Como dices, es muy habitual que saquemos temas sobre seguridad en la Red como reacción a noticias negativas, no tanto como actuación educativa. Con el resto de situaciones de la vida sí educamos en hábitos (seguridad vial, convivencia con otras personas, responsabilidad, alimentación saludable), pero la educación digital aún la tenemos en un nicho separado. Yo abogo por normalizar la tecnología e incorporar la convivencia con ella al resto de la educación que damos a los niños. AC: A esa posible falsa sensación de seguridad que te comentaba contribuyen las herramientas y apps de control parental, que nos hacen sentir con todo bajo control. ¿Sirven de algo o sería mucho más útil hablar con nuestros hijos sobre determinados temas? MZ: Hablar es siempre la mejor opción, pero eso no significa que no podamos recurrir a ayudas. Lo hacemos con otras cosas, ¿por qué no con esto también? Siempre que no entendamos el control parental tecnológico como sustituto de nuestro acompañamiento, hay muchas herramientas útiles que contribuyen a ir asentando hábitos digitales positivos. Además, proteger no nos da ninguna garantía de seguridad absoluta, así que como en todo lo demás, habrá que ir sentando las bases de la autonomía, la toma de decisiones, la responsabilidad, la creatividad o la seguridad poco a poco. Más que evitarles los peligros, y más en un mundo con un acceso enorme a la información, se trata de ayudarles a aprender a afrontar y gestionar esos peligros. AC: Durante muchos años te has dedicado al periodismo científico: ¿Qué te llevó de él a la tecnología? MZ: A mí lo que me gusta es la comunicación, que es un nombre estupendo para agrupar hablar, escuchar, contar, charlar… A la comunicación biomédica o científica llegué casi por casualidad, pero me enseñó la importancia de contar de forma sencilla temas complejos y la importancia de observar lo que nos rodea sin prejuicios. A la tecnología llegué primero por esa unión que se ha producido en los últimos años entre ciencia y avances tecnológicos, pero también porque soy un poco geek. Mis amigos me preguntaban, mis hijos me preguntaban y de alguna manera llegué de forma natural a juntar las tres cosas que más me gustan: la comunicación, la tecnología y mi familia o la manera en que las personas que me rodean y yo misma nos relacionamos con las pantallas. → MAYO 2018 • mama • 17 [ POST DESTACADO ] escondernos detrás de nuestra propia infancia. Ellos crecen en el mundo que les ha tocado y nuestra responsabilidad es ayudarles a vivir en ese mundo; no creo que sirva esconderles de lo digital, ni tampoco dejarles campar a sus an- chas. De todas formas, mi mensaje a los padres es siempre el de ‘nunca es tarde’. Estés donde estés, tengan tus hijos la edad que tengan, el mejor momento para empezar a educar en un buen uso de la tecnología es AHORA. AC: ¿Crees que los padres tenemos una sen- sación de falsa seguridad en la red y que solo nos asustamos, puntualmente, cuando sucede un caso de aquellos que saltan a los medios por su gravedad? MZ: No, creo que la mayoría de los padres son conscientes de que Internet es un sitio muy grande con muchos riesgos para los niños. Pero eso no siempre nos hace actuar, sino que tendemos a reaccionar. Como dices, es muy habitual que saquemos temas sobre seguridad en la Red como reacción a noticias negativas, no tanto como actuación educativa. Con el resto de situacio- nes de la vida sí educamos en hábitos (seguridad vial, convivencia con otras personas, responsabilidad, ali- mentación saludable), pero la educación digital aún la tenemos en un nicho separado. Yo abogo por norma- lizar la tecnología e incorporar la convivencia con ella al resto de la educación que damos a los niños. AC: A esa posible falsa sensación de seguridad que te comentaba contribuyen las herramientas y apps de control parental, que nos hacen sentir con todo bajo control. ¿Sirven de algo o sería mucho más útil hablar con nuestros hijos sobre determinados temas? MZ: Hablar es siempre la mejor opción, pero eso no significa que no podamos recurrir a ayudas. Lo hace- mos con otras cosas, ¿por qué no con esto también? Siempre que no entendamos el control parental tec- nológico como sustituto de nuestro acompañamien- to, hay muchas herramientas útiles que contribuyen a ir asentando hábitos digitales positivos. Además, proteger no nos da ninguna garantía de seguridad absoluta, así que como en todo lo demás, habrá que ir sentando las bases de la autonomía, la toma de decisiones, la responsabilidad, la creatividad o la seguridad poco a poco. Más que evitarles los peligros, y más en u չո)ͼɵɵ͸͔ɅфՑɱ́)ɕȁɽхȁ䁝ѥȁͽ́ɽ̸) ɅєՍ́Ž́є́ɥ)͵ Eє́ѕ)5hՔф́չ͸Ք)ոɔɄȁȰ͍ՍȰ)хȰɱˊչ͸)ͤȁՅɼ͗́)ххȁɵ͕ѕ́)́䁱х͕مȁՔ́ɽ)ͥɕե̸ѕɥɼȁ̈́)չ͸Ք͔ɽՍ̃ѥ́Ž́ɔ)䁅م́ѕ̰͝ɼхȴ)Քͽո5́́ɕչх)́́ɕչх䁑չɄ)ɵɅչхȁ́ɕ́́ͅՔ́)х聱չ͸ѕ䁵)ɄՔ́ͽ́Քɽ)͵́ɕ́́х̸)5e<)+H+