Madresfera Magazine 16 - Mayo 2018 - Page 16

[ POST DESTACADO ] → Adrián Cordellat: En tu post hablas de la necesidad de hablar con nuestros hijos de tecnología, de las herramientas y las aplicaciones que usan en su día a día, dependiendo de su edad. ¿Por qué cuesta tanto integrar este tipo de conversaciones en nuestras rutinas de la misma forma en que les preguntamos por cómo les ha ido el día en el cole? María Zabala: Porque seguimos dejando la tecnología en un sitio separado del resto de la educación que les damos. Por una parte, esto sucede porque te- nemos menos referencias en nuestra propia educa- ción. En segundo lugar, porque con frecuencia pensamos que para hablar de la vida digital de los niños tenemos que hablar sobre informática o seguridad en Internet, cuando en realidad el primer paso es hablar de hábitos y tipos de uso. Y, en tercer lugar, porque cuando los niños son pequeños nos preocupan mayoritariamente el tiem- po ante las pantallas o los contenidos inadecuados, y actuamos frente a las dos cosas de forma casi exclusiva. Cuando llegan a la adolescencia, nos preocupan otros riesgos –relaciones, autoestima, sobre-exposición, uso ex- cesivo…- pero no hemos invertido en hábitos, sino en límites o filtros, que son mucho más difíciles de mantener cuando nues- tros hijos tienen entre 12 y 17 años. MZ: Porque ya hablamos con ellos sobre muchos otros temas desde que son pequeños. Qué comidas son más saludables, por qué es importante hacer deporte, cómo tratar a sus amigos, por qué es mejor recoger los juguetes que dejarlos tirados por el sue- lo… La tecnología forma o desde luego formará parte de sus vidas y somos nosotros los que solemos poner esa tecnología en sus manos por primera vez, así que tenemos que intentar que forme parte también de la conversación con nuestros hijos. No tanto por el uso funcional que hagamos o hagan de ella como por la importancia de aprender a tener una relación equi- librada con las pantallas. “Creo que la mayoría de los padres son conscientes de que Internet es un sitio muy grande con muchos riesgos para los niños, pero eso no siempre nos hace actuar, sino que tendemos a reaccionar” AC: Animas a hacer las primeras preguntas entre los 7-9 años. ¿Por qué es importante empezar a tra- tar y conversar sobre estos temas con normalidad desde edades tempranas? 16 • mama • MAYO 2018 AC: Y otra pregunta más en ese sentido: si no conversamos con nues- tros hijos a esas edades, ¿puede que cuando queramos hacerlo en una edad más delicada, como la adolescencia, ya sea tarde? MZ: Depende del aspecto concreto al que te refie- ras. Hay contenidos en Internet de los que obvia- mente no vamos a hablar con niños de 7 años. En el uso de la tecnología la clave de la conversación con los más pequeños tiene que ver con respe- tar normas, con aprender poco a poco a gestionar sus tiempos, con com- binar aficiones ON y aficiones OFF… Para los pequeños de la casa somos la mayor referencia, mientras que los adolescentes dan mucha importancia a sus amigos, por ejemplo. De ahí la importancia de que los valores, por ejemplo (e in- cluso los digitales), estén trabajados antes de llegar a la adolescencia. Muchos padres esperan a esa adoles- cencia para tocar según qué temas, pero no podemos