Madresfera Magazine 15 - Marzo 2018 - Page 55

[ UN VISTAZO FUERA ] día y me han aportado un grado de autoconocimiento que me es muy útil en esta etapa. También gracias a esas experiencias he logrado entender y formarme opinión sobre diversos temas que influyen decisivamente en las resoluciones que tomo acer- ca de la crianza de mi hijo. “Sé que nuestra presencia continua y el amor que le prodigamos a nuestro hijo le reportan beneficios incalculables” AC: Fuiste madre concreta- mente en el año 2015, a los 39 años. ¿Qué supuso el nacimien- to de tu hijo? A: Siempre recalco que el na- cimiento de mi hijo es el evento más importante de mi vida. Vivenciar la maternidad supuso una realiza- ción personal más allá de lo que pueda describir con palabras y el cumplimiento de un deseo largamente anhelado. Cuando había liberado la idea de ser ma- dre, cuando ya no creía posible que fuera a ocurrir, la vida me sorprendió y me entregó el mejor de los obsequios: una vida para cuidar, guiar, educar y, sobre todo, amar. En síntesis, ser madre supuso una revolución total en mi vida. Mi hijo vino a revolucionar mi mundo con su vitalidad, su fuer- za y su empuje. Se ha converti- do en el complemento perfecto para mi personalidad calmada y con tendencia hacia el interior, convirtiéndose en la chispa y el motor que me impulsan a mantenerme activa, renovarme e inspirarme para ser la mejor mujer y madre que pueda ser. AC: En uno de tus últimos posts cuentas como en medio de una situación de- licada, tu hijo, que ya cuenta tres años, te desarmó con un “mamá, somos un equipo”. ¿Nos dan cada día nuestros hijos pequeñas lecciones de vida? A: Sí, definitivamente, nuestros hijos nos obsequian a diario con pequeñas y grandes lecciones de vida. Ellos son una fuente inagotable de sorpresas, sabidu- ría esencial y maravillosas enseñanzas, convirtiéndose en nuestros mejores y más importantes maestros. MARZO 2018 • mama • 55