Madresfera Magazine 15 - Marzo 2018 - Page 51

[ BLOGUEROS EXPATRIADOS ] En mi caso tengo suerte porque en Francia cada seis semanas de cole hay dos de vacaciones por lo que aprovechamos para viajar y ver a la familia o ellos vienen a vernos a París. Además, Skype ha sido todo un invento. amiga, éramos las encargadas del “Mums and Todd- lers Club” y, entre otras cosas, escribimos una guía de “Dublín con niños” para repar- tirla entre todos los socios. Y tuvo muchísima aceptación. “Cuando veo centellear la Torre Eiffel me quedo entusiasmada mirándola. Me hace soñar” DO: ¿Cómo se concilia en Francia? MV: En la mayoría de las familias francesas, tanto el padre como la madre trabajan fuera de casa, por lo que algunos abuelos ayudan (pero mucho menos que en Espa- ña). Lo más normal son las nou- nous, chicas que los recogen del cole, y se encargan de ellos hasta que llegan los padres. Como los miércoles por la tarde no hay clase, hay madres/pa- dres que ese día lo tienen libre. Y durante las vaca- ciones, que son muchas, cada seis semanas de clase tienen dos de vacaciones (y en verano dos meses), la oferta de talleres y cursos es enorme. Otra opción es el Centre des Loisirs (una especie de campamento urbano) que ofrecen las escuelas públicas y que son mucho más económicos. Por lo que al llegar a París decidí darle continuidad al proyecto, pero con otro formato, con un blog. Principalmente, para que las que familias que vienen a la ciudad con niños puedan coger ideas de planes, qué hacer con ellos, dónde comer, tiendas chulas, excursio- nes... París es una ciudad que no para, la oferta cultural y de ocio es inmensa tanto para adultos como para niños. Por lo que entre el blog y las redes socia- les comparto mis descubrimientos. Actualmente estoy ampliando el proyecto con un servicio de asesoramiento a familias, ayudándoles a planificar su estancia en París en función de la edad de los niños, del tiempo que dispongan, de si sólo quieren quedarse en la ciudad o prefieren hacer una excursión afue- ra, etc… “Algo que sí me choca mucho en París es la rectitud. Se espera que los niños se comporten como adultos” DO: Como padres y madres, ¿so- mos muy diferentes o tenemos las mismas preocupaciones en todos los lugares? MV: Yo creo que eso al final va más con la personalidad de cada uno que con la nacionalidad. Desde mi expe- riencia, por ejemplo, veo que las ma- dres tendemos a preocuparnos mu- cho más por las cosas que los padres. Pero algo que sí me choca mucho en París es la rectitud. Se espera que los niños se comporten como adultos, que no se muevan, no hagan ruido… Menos mal que no soy la única a la que le llama la atención, a mis amigas anglosajonas les pasa exactamente lo mismo. Una mamá en París ¿Qué te condujo a abrir Una mamá en París? MV: La idea surgió en Dublín, allí formaba parte de un Club de Familias Expatriadas, donde, junto a una DO: ¿Qué te aporta a nivel perso- nal tu blog? MV: Me aporta la satisfacción de saber que estoy ayudando a alguien, eso me hace sentir bien. Cuando llegas a una ciudad que no conoces, bien sea para instalarte o de turismo, siempre se agradece el tener un punto de referencia, al- guien a quien preguntar tus dudas en tu idioma. Yo ya he pasado por eso antes, y siempre estaré muy agradecida a esas personas que me ayudaron a mí. Simplemente estoy intentando devolver lo que recibí. DO: Por último, ¿os quedáis ya en París o seguiréis viajando? MV: La idea es quedarnos en París hasta que el destino nos traiga de vuelta a España, pero nunca se sabe las vueltas que da la vida. ■ MARZO 2018 • mama • 51