Madresfera Magazine 15 - Marzo 2018 - Page 39

EL DUELO TRAS LA MUERTE DE UN HIJO • LA HISTORIA PERSONAL • Miriam es psicóloga y mamá de Daniella y David, dos niños prematuros que nacieron en la semana 25 de embarazo. Apenas dos días después de nacer un falló multiorgánico dio al traste con la lucha por la supervivencia de David, que nació con apenas 800 gramos y un neumotórax. Con su otra hija luchando por la vida, Miriam apenas tuvo tiempo para afrontar el shock causado por la muerte de su hijo. Esta es su historia. • Me quedé embarazada de mellizos gracias a una fecundación in vitro y tengo que decir que emo- cionalmente el embarazo fue de por sí malo. Sobre la semana 23 tuve que acudir a urgencias porque empecé a expulsar el tapón mucoso. Al explorarme observaron que tenía contracciones y me dejaron ingresada en observación durante unas 12 horas, tras lo cual, y al no volver a tener ninguna más me mandaron a casa con la indicación de que ante cualquier cosa que me notase volviese a urgencias corriendo. • Esa misma tarde volví a expulsar el tapón y nueva- mente acudí a urgencias. Me exploraron y me vol- vieron a mandar para casa diciéndome que era normal y que seguiría así durante varios días. Du- rante tres días estuve en cama, no terminando de encontrarme bien. Además se me juntó con algo estomacal y al hablarlo con la matrona me aconse- jó volver a urgencias, pues la diarrea puede ser pródromos de parto. • En urgencias, la ginecóloga que me atendió me ex- ploró por encima y sin ponerme monitores me mandó para casa con una dieta blanda, aconseján- dome no hacer tanto reposo e incluso animándo- me a ir a una terraza a tomarme una cervecita sin alcohol. Que no exagerase tanto. Sin estar del todo convencida pasé el fin de semana nuevamente en cierto reposo, pero la sensación de malestar y pre- sión seguía estando y de vez en cuando continua- ba expulsando el tapón mucoso. • El lunes por la mañana al despertar e ir al baño, noté algo raro. Se había roto la bolsa de la niña por com- pleto. Volví a urgencias llorando y rezando. Estaba de 24+4 y casualidades de la vida me volvió a aten- der la misma ginecóloga del viernes, que esta vez no dijo nada. Me confirmó que era rotura de bolsa y me dejó ingresada con dos inyecciones para madu- rar los pulmones. El miércoles de madrugada co- menzaron las contracciones. En la semana 24+6 di a luz a mis hijos: Daniella por parto vaginal pesando 660g. David por cesárea pesando 800g. MARZO 2018 • mama • 39