Madresfera Magazine 15 - Marzo 2018 - Page 31

siempre, siempre, es necesario pedir ayuda profesional”, añade. Si el tipo de fallecimiento puede provocar en cierto modo mayor o menor intensidad o dificultad a la hora de afrontar el duelo, también lo hace el tipo de vínculo que se ha mantenido con el hijo a lo largo de la vida, independientemente del tiempo que haya durado esa vida. Para Magdalena Pérez, “en todos los momentos en nuestro ciclo vi- tal la pérdida de un hijo es muy do- lorosa, no hay edades que agudi- cen más el dolor que otras. Desde el mismo momento de la concep- ción perder al bebé que estamos esperando puede ser una expe- riencia tremendamente dolorosa que nos deje marcados para siem- pre. Perder a un hijo o una hija de pocos años es desgarrador. Perder a un hijo o hija adolescente es tre- mendamente trágico. Perder a un hijo o hija adulto puede paralizar nuestra vida para siempre”. consolar. “La gente muchas veces dice cosas que están fuera de lu- gar, pero es que claro, la gente tampoco sabe cómo reaccionar o qué decir. Se recurren muchas ve- ces a los clichés, a los “ya descan- sa”, “tienes un angelito que te cuidará”. Y eso en esos momen- tos te da igual”, lamenta. LA NECESIDAD DEL DUELO Para Carlos Ferruz los primeros momentos tras la muerte de su hija Sofía fueron los más duros y opina que muchas veces “es más productivo el simple hecho de es- tar, dar un abrazo”, que intentar Define Magdalena Pérez Trena- do el duelo como un proceso nor- mal, natural y adaptativo que se activa internamente tras una ex- periencia de pérdida. “Es un pro- ceso necesario que nos ayuda a curar las heridas que se nos abren "La tristeza, el dolor y llorar forman parte de la vida y de experiencias como la pérdida de un hijo" MARZO 2018 • mama • 31