Madresfera Magazine 15 - Marzo 2018 - Page 102

MADREPEDIA Huérfilo “ El progenitor que pierde a un hijo. No que lo mata: que lo pierde. ¿Cómo se llama, cómo se dice, quién es aquel a quien se le ha muerto un hijo? Falta la pa- labra, falta la palabra. ¿Quién la ha borrado?, ¿cuándo?, del diccionario italiano, francés, alemán, español, inglés. Y, además, ¿por qué? (…) Eres viuda si has perdido a tu mari- do. Eres huérfana si has perdido a uno de tus progenitores o a ambos. Pero yo, nosotras, ¿qué somos? Di- rás: qué importa tener una palabra. Importa. Porque tener un nombre es tener un sitio, una casa hecha de pensamientos ya pensados. Un lu- gar tibio que lleva las huellas de mi- les, de millones de personas que pasaron por allí antes que tú. Te hace sentirte, en el error, en tu sitio. Un sitio doloroso y luminoso, un si- 102 • mama • MARZO 2 0 1 8 tio difícil mas previsto de historia en el mundo”, transcribe Concita de Gregorio la reflexión de Irina Lu- dici en Parece que fuera es prima- vera (Anagrama). Y con estas palabras nos pone en la pista de una realidad: no existe una palabra para definir al padre o a la madre que pierden a su hijo, que al contrario de la lógica que marca el tiempo lo ven morir antes que ellos. Con lo difícil que es asi- milar todo aquello que rompe con la lógica establecida, con lo normal. Hace cinco meses la Federación Española de Padres con Niños con Cáncer lanzó una campaña de re- cogida de firmas en change.org para pedir a la RAE la inclusión de la palabra ‘huérfilo’ en el diccio- nario. De la mano de reconocidos rostros de la cultura española están a un paso de alcanzar las 7.500 fir- mas solicitadas. Huérfilo parte de la la misma raíz latina que ‘huérfano’, orbh, que sig- nifica alejar o separar; y se comple- ta con el sufijo Filius, cuyo signifi- cado es hijo. “Necesitamos tener un nombre que les recuerde para así sentirlos a nuestro lado para siempre. Una palabra que refleje que detrás del dolor más terrible ha existido el amor más increíble que una persona puede experimentar”, escriben en la petición. Ojalá huérfilo ponga fin a este vacío léxico y dentro de unos años sea ese “sitio doloroso, luminoso, y difícil; mas previsto de historia”.