Madresfera Magazine 12 - Septiembre 2017 - Page 74

[ SALUD ] mosos o personajes de animación en los anuncios o las condiciones en las comparativas de productos”, enumera Royo-Bordonada. Publicidad que se traduce en obe- sidad Para el autor del estudio, este in- cumplimiento reiterado de la nor- mativa tiene una consecuencia fundamental: que la publicidad refuerza su capacidad para in- fluenciar a los niños. Y también a los padres. “No es lo mismo que en un anuncio participe una perso- na desconocida que un personaje de animación popular entre los ni- ños”, afirma. Ni que un producto lo anuncie una persona anónima que un deportista famoso. “Los padres queremos lo mejor para nuestros hijos y diversos estudios han de- mostrado que si un producto di- rigido a los niños que no resulta recomendable por su alto conte- nido en azúcares, grasas de mala calidad y/o sal, se envuelve en un halo saludable, mediante el uso de una alegación de salud o la vincu- lación con un deportista famoso, los padres lo compran con mayor frecuencia porque lo asocian erró- neamente con salud”, afirma. “Nueve de cada diez anuncios analizados por los autores del estudio Aunque de saludable no tenga incumplían alguna nada. Como no lo tienen más de de las normas dos tercios de los productos anun- ciados en televisión cuyo mensaje del código PAOS. va directamente lanzado a los ni- Dos tercios de ños y a sus padres. En gran medi- da, como explica Miguel Ángel Ro- esos anuncios yo-Bordonada, porque el código PAOS “no regula la calidad nutricio- incumplían tres o nal” de los productos publicitados, de forma que aun en el supuesto de más normas” 74 • mama • SEPTIEMBRE 2017 que las marcan cumpliesen en sus anuncios las normas éticas del có- digo, la mayor parte de los impac- tos publicitarios a los que se verían sometidos los niños seguirían sien- do de alimentos y bebidas no sa- ludables con frecuencia envueltos en un halo saludable: “Más del 50% de los productos anunciados para niños llevan alguna alegación nutri- cional o de salud. Y la mayor par- te de esas alegaciones las llevan productos no saludables, algo que desgraciadamente todavía permite la Ley y que confunde a los padres con mensajes que los inducen a in- terpretar erróneamente la calidad nutricional de los productos”. Necesidad de medidas urgentes ¿Puede frenarse la publicidad de productos insanos cuando es la propia industria la que se regula? “Ya se ha comprobado que no. Hay muchos estudios que lo demues- tran, como ya lo hicieron antes en el caso del tabaco y del alcohol”, responde el investigador de la Es- cuela Nacional de Salud Pública. Y es más, ¿tiene sentido que sean las propias empresas las que se regulen cuando su objetivo es el beneficio y no la salud de las per- sonas? “Evidentemente no, porque las empresas que han firmado el código PAOS obtienen su mayor beneficio de vender productos no saludables que anuncian como si lo fuesen, con ayuda de algunas de las técnicas de marketing persuasi- vo que se han comprometido a no utilizar. No parece previsible que vayan a ir en contra de sus propios intereses económicos”, argumenta Royo-Bordonada.