Madresfera Magazine 12 - Septiembre 2017 - Page 36

ferenciaciones que no de- jan de ser una construcción cultural. que han crecido y oponer- se a ellas. “Los estudios muestran que los niños que crecen en ciudades multiculturales son mucho más tolerantes y aceptan mejor la diversidad” En ese sentido, ¿se here- dan esos prejuicios de pa- dres a hijos, se transmiten esos valores y esas jerar- quías respecto a los inmi- grantes de generación en generación? Los niños a estas edades tempranas son totalmente dependientes de lo que piensan sus padres y, por tanto, les transmitimos de manera directa e indirecta nuestra forma de pensar respecto a las personas que por color, religión o lo que sea son diferentes a nosotros. De manera di- recta, diciéndoles lo que pensamos respecto a de- terminados colectivos. Y de manera indirecta, aceptando que haya discriminaciones y palabras agresivas y violentas hacia otras personas por el mero hecho de tener otro color de piel. No decir ni hacer nada ante esto nos hace cómplices de ello y es otro mecanismo de transmisión de valores ra- cistas. ¿Podemos decir entonces que de padres racistas, hijos racistas, o al ser más mayores y tener otras influencias pueden escapar de esta forma de pensar? Por suerte no es una relación directa ni una asocia- ción definitiva. Menos mal. Esos niños en la escue- la pueden escuchar cosas diferentes a las que es- cuchan en casa y el profesor con su manera de explicar las cosas puede cambiar su percepción respecto al diferente. Y luego, en la adolescencia, cuando los hijos dejan de ser dependientes de los adultos y en muchos casos quieren oponerse a sus padres, es un momento en el que van a ir a buscar otras teorías entre grupos de amigos, en un grupo de teatro, en un sindicato… En ese momento los adolescentes pueden salir de las creencias con las 36 • mama • SEPTIEMBRE 2017 Hoy vivimos en ciudades más aparentemente abier- tas y multiculturales, en las que en teoría se acep- ta más la diferencia, la mezcla. ¿Esa aparente abertura es solo eso, sim- ple apariencia? Los estudios hechos en Europa muestran que en las ciudades multicultura- les como París, Londres, Bruselas, Amsterdam Ma- drid o Barcelona las gene- raciones de niños que han convivido con relaciones multiculturales son mucho más tolerantes y aceptan mucho mejor la diversi- dad que las de sus padres. Eso es una realidad. Te preguntaba esto porque los recientes atenta- dos de Barcelona, igual que pasó en su día en Pa- rís, Madrid o Londres, han desatado una cierta ola de islamofobia entre parte de la población. Y también la generación de más prejuicios raciales, por si no había suficientes. ¿cómo podemos tratar este tipo de sucesos con nuestros hijos sin estig- matizar y crear miedo hacia un determinado co- lectivo? Cuando hay una atentado, y eso lo hemos visto también aquí en Francia, siempre hay una tenden- cia a crear miedo, en parte porque buscamos expli- caciones sencillas a lo ocurrido y tendemos a la generalización. En este momento de la historia los terroristas, en su mayoría, dicen que cometen sus actos en nombre del islam, así que de pronto gene- ralizamos y sentimos que todos los musulmanes nos pueden atacar y que no nos podemos fiar de ellos. Y esto no tiene nada que ver con la realidad. Los jóvenes que han atacado en España o en Fran- cia han nacido en nuestros países, han ido a la es- cuela con los valores de nuestra sociedad, y solo en el momento en que deciden ser violentos, deciden