Madresfera Magazine 12 - Septiembre 2017 - Page 33

Paola Cerviño, por su parte, con- sidera que existe una cuestión fun- damental de partida que no se debe obviar: “Los agentes implica- dos en la educación no se redimen exclusivamente a la escuela. El Es- tado, los medios de comunicación, el contexto socio-cultural, la fami- lia y los propios grupos de niños y niñas, son piezas clave que directa o indirectamente repercuten en la creación, o no, de prejuicios”. Sin embargo, para la portavoz de SOS Racismo, esta idea no resulta siem- pre fácil de ver y parece generali- zarse una tendencia a depositar un peso considerablemente mayor en la escuela a la hora de actuar, in- culcar y trabajar en la igualdad, “como si éste fuera el único espa- cio donde se generan los prejui- cios o el único espacio desde don- de se puede solventar estas situaciones”. En ese sentido para Cerviño es importante que las familias “to- men conciencia” de que adquirir un papel activo en la prevención de los prejuicios y conductas dis- criminatorias “es un acto de res- ponsabilidad, de amor y de respe- to hacia sus hijos e hijas”. Tomada esa conciencia de la situación, la responsable del departamento ”Los menores aprenden que hay unos grupos dominantes y otros dominados, lo que acaba materializado en un racismo tangible y cotidiano” psicosocial explica que no es ne- cesario irse a actuaciones muy complejas, sino que “desde lo simple y accesible” pueden trans- mitirse estos valores. ¿Cómo? “Por ejemplo, trabajan- do la empatía, la autoestima y las habilidades sociales dentro del núcleo familiar, algo que resulta clave para criar a personas com- prometidas, seguras y respetuo- sas”, afirma. También educando en valores: “El acercarse directamen- te a otras familias culturalmente diferentes con las que comparti- mos espacios en lo más cotidiano (parques, centros culturales o cen- tros médicos). O participando de forma activa en asociaciones o ac- tividades de ocio autogestionadas “donde se trabaje cooperando en ambientes multiculturales, diver- sos y respetuosos, que inviten a conocer, a compartir la belleza de la diversidad”. Otras alternativas las podemos encontrar en la televisión, con el acompañamiento de los hijos a la hora de ver los dibujos o las noti- cias, cuestionando lo observado y reflexionando sobre ello. O en la lectura de libros. O en el análisis de una situación que hemos teni- do que vivir en el metro o en un comercio: “En definitiva, en lo más cotidiano, en lo más natural del día a día, las familias pueden y de- ben hacer mucho para una crianza comprometida con valores huma- nos”. Al final, como remarca nue- vamente Paula Cerviño, “el racis- mo se aprende, ningún niño nace racista”. Que no pierdan por nuestras acciones y nuestras pala- bras esa pureza. SEPTIEMBRE 2017 • mama • 33