Madresfera Magazine 12 - Septiembre 2017 - Page 24

[ HISTORIAS PERSONALES ] información sobre la parálisis cerebral. Me escriben preguntando qué pasos he seguido para las terapias, cuáles funcionan, etc. Yo les digo siempre que miren a su hijo, que confíen en él, que siempre hay margen de mejoría. Les digo que no confíen en profesionales catastrofistas ni tampoco en el que les vende milagros. También, que se cuiden ellas por encima de todo, que no es un acto egoísta, sino lo contrario, porque si estamos bien nosotras, el sistema familiar fluye. Y hablo en femenino porque solemos ser las madres las que nos quedamos en casa, pero conozco un par de casos que son los hombres, y también les sirve”. LA BLOGOSFERA MATERNAL Carolina abrió el blog de ‘Ayuda para Alicia’ para ofrecer a otras familias su propia experiencia con la esperanza de que les fuera útil así como recaudar fondos para las terapias de la pequeña. También escribía de forma paralela un blog sobre psicología. Sin embargo, necesitaba una vía de escape, un espacio en el que expresar sus pensamientos e inquietudes personales. El nombre de ‘Mamá resiliente’ llegó casi solo, a consecuencia de cómo se sentía: “Sentía una gran fuerza fruto de la certeza de haber encontrado un propósito al hecho de casi perder a mi hija, a perder la salud de mi hija. Quería decirle al mundo: “oye, que si te pasa algo gordo y es una putada, que sepas que aún así, se puede ser feliz”. Porque al final la felicidad llega y se esconde en los pequeños detalles. En apostar por la vida”. El blog, cuenta Carolina, le ha servido para conocer a “personas estupendas” que comparten experiencias con ella y espera que pueda seguir siendo de utilidad a otras familias para que no pierdan la esperanza de ser felices. De vivir. Y tal es el deseo de ayudar que no solo le basta el blog y, mientras se forma como asesora de lactancia, está metida de lleno en la construcción de un grupo de ayuda para padres y madres que estén en su misma situación con el objetivo de “poner luz al proceso de duelo” y “fomentar la resiliencia en las familias” de la mano de la Asociación Magnolia, creada también por ella. Carolina siempre en movimiento,siempre en lucha. La lactancia materna Cuenta Carolina en su blog ‘Mamá resiliente’ que, pese a que lo deseaba, no pudo darle el pecho a su hija debido a que la parálisis cerebral que sufrió la dejó sin reflejo de succión. Además, estuvo 73 días hospitalizada. “Somos un claro ejemplo de imposibilidad de amamantar y de separación al nacer”. Pese a ello estuvo sacándose leche para alimentar a su hija durante tres meses hasta que la producción descendió como consecuencia de la falta de succión. “En mi terapia individual, cada vez que mencionaba la lactancia, se me saltaban las lágrimas, había una herida muy profunda. Antes de tener a mi segundo bebé yo sabía que quería dar el pecho, me informé y estudié, asistí a grupos de apoyo a la lactancia y contraté a una enfermera y doula especializada en lactancia”, recuerda. Fruto de su interés por la lactancia materna ha recopilado varias historias personales en su bitácora sobre fracasos o abandonos de lactancias: “Gracias a las entrevistas que he publicado me he dado cuenta de la desinformación que aún hay. He observado que la mayoría de las madres desean dar el pecho pero se van quedando en el camino ante las dificultades laborales, los prejuicios, las malas informaciones, la presión de que el niño no se alimenta, algunas enfermedades, los tratamientos farmacológicos que no se contrastan con e-lactancia, etc. Así hasta que al final sólo un 36% llega a los seis meses de lactancia”. Ahora va a empezar una formación como asesora de lactancia con la intención de comprender más a fondo el proceso de formación de una psique sana en el ser humano desde su nacimiento. “Espero que pronto la lactancia sea una cuestión de salud pública y además los profesionales se informen del resto de temas que conciernen a la maternidad: alimentación complementaria, colecho, crianza con apego… porque si por un lado tenemos a los médicos, pediatras y matronas no actualizados dando instrucciones desactualizadas; y, por otro lado, tenemos a los grupos de madres y otros profesionales actualizados, parece que “no hay acuerdo” y que hay dos bandos”, concluye. 24 • mama • SEPTIEMBRE 2017 [ HISTORIAS PERSONALES ] información sobre la parálisis cerebral. Me escriben preguntando qué pasos he seguido para las terapias, cuáles funcionan, etc. Yo les digo siempre que miren a su hijo, que confíen en él, que siempre hay margen de mejoría. Les digo que no confíen en profesiona- les catastrofistas ni tampoco en el que les vende milagros. También, que se cuiden ellas por encima de todo, que no es un acto egoísta, sino lo contrario, porque si estamos bien nosotras, el sistema familiar fluye. Y hablo en femenino porque solemos ser las madres las que nos quedamos en casa, pero conoz- co un par de casos que son los hombres, y también les sirve”. LA BLOGOSFERA MATERNAL Carolina abrió el blog de ‘Ayuda para Alicia’ para ofrecer a otras familias su propia experiencia con la esperanza de que les fuera útil así como recaudar fondos para las terapias de la pequeña. También es- cribía de forma paralela un blog sobre psicología. Sin embargo, necesitaba una vía de escape, un espacio en el que expresar sus pensamientos e inquietudes personales. El nombre de ‘Mamá resiliente’ V|;266666V7VV6FR<;66R6VL:( 6VL:Vw&gVW'g'WFFR6W'FWFR&W"V6G&FV& ;76FV6FR66W&FW"֒W&FW 6VBFR֒VW,:FV6&RVF( RVP6FR6vv&FW2VWFFVR6W2VP;<:6RVVFR6W"fVƗ( 'VRffVƖ6F@Vv6RW66FRV2WV\;2FWFW2V2ЧF""fF( V&r7VVF6&ƖR6W'fF&66W ( W'62W7GWVF>( VR6'FVWW&V606VW7W&VRVVF6VwV"6VFFRWFƖF@G&2f֖Ɩ2&VRW&FW7W&FP6W"fVƖ6W2FRff"FW2VFW6VFRVF"VR6R&7FV&r֖VG&26Rf&66RЧ6&FR7F6W7L:WFFFRVV67G'V2Ц6;6FRVw'WFRVF&G&W2G&W2VPW7L:V7R֗66GV6;66V&WFfFR( W W&6W6FRGVV( ( fVF"&W6ƖV6V2f֖Ɩ>( FRFR666;6vƖ7&VFF&:"V6&Ɩ6V&RVfЦ֖VF6V&RVV67F6FW&7VVF6&ƖV7R&r( :&W6ƖVF^( VRW6RVRFW6VЦ&VFF&RVV67RFV&FVR,:Ɨ626W&V'&VP7Vg&;2FV;26&VfVFR7V66;6FV:2W7GWfs2L:27FƗF( 62V6&VVFR6&ЦƖFBFRF"FR6W&6;66W.( W6RVW7GWf6<:FЧ6RV6R&ƖVF"7RGRЧ&FRG&W2W6W27FVR&GV2Ц6;6FW66VF;2666V7VV6FRfFFR7V66;6( V֒FW&FfGV6FfWVRV6&7F66RR6F&2:w&Ц2,:VW&FW&gVFFW2FRFVW"֒6VwVF&V,:6,:VRVW,:F"VV6Pf&:W7GVF:67L:w'W2FP7F66G&L:V#@( ( "4UDT%$R#pVfW&W&FVW7V6ƗFV7F6( &V7VW&Fg'WFFR7RFW,:2"7F6FW&&V6Ff&27F&0W'6W2V7R&L:6&6'&Rg&6Ч62&F2FR7F63( w&Ц622VG&Wf7F2VRRV&Ɩ6FRRFF7VVFFRFW6f&Ц6;6VR;R'6W'fFVP,:FR2G&W2FW6VF VV6W&6RfVVFFVV6֖FR2Ff7VFFW2&&W22&VV6222f&6ЦW2&W6;6FRVRV;6PƖVFwV2VfW&VFFW20G&F֖VF2f&6;6v62VR6R6G&7F6R7F6WF2<:Ц7FVRf<;6V3bRVv26V2W6W2FR7F6( &fVW"Vf&6;666W6&FR7F66FV6;6FR6&VFW":2fЦFV&6W6FRf&6;6FRV6VR6VV6W"VFW6FP7R6֖VF( W7W&VR&F7F66VV7VW7F;6FR6V@ ;&Ɩ6FV:22&fW6W06Rf&VFV&W7FFRFV2VP66W&VFW&FCƖVЧF6;66VVF&6V67&6Vv( b'VR6"VFFVV22:F62RЦFG&2G&27GVƗF0FF7G'V66W2FW67GVƗЦF3"G&FFVV20w'W2FRG&W2G&2&fW6ЦW27GVƗF2&V6RVR( 7VW&F( VRF2&F>( 66WR