Madresfera Magazine 11 - Julio 2017 - Page 81

[ SANA-MENTE ] gravemente ” a los niños , causando unos efectos en los mismos que serán de mayor o menor envergadura dependiendo “ de la magnitud de las disputas y / o de la incomunicación entre los padres , de los recursos individuales de cada niño y de las estrategias utilizadas por un padre para evitar que los hijos se relacionen de forma libre con el otro padre ”.
¿ Son conscientes los padres del daño que pueden hacer a sus hijos sosteniendo en el tiempo el conflicto ? “ En algunos casos los padres no son conscientes del daño que pueden provocar en sus hijos . Se centran en ellos y se olvidan del objetivo que sería el bienestar de sus hijos en todos los ámbitos : personal , emocional , social , académico . Su visión de los hijos puede ser “ o estás conmigo o estás con el otro ”. No conciben que si los hijos “ están con los dos ” todo el mundo gana : los padres y los hijos ”, explica la coordinadora de parentalidad .
Un proceso de coordinación de la parentalidad puede ser muy largo ( entre un año y un año y medio de duración con reuniones periódicas ) y su éxito dependerá en gran medida , según Ramoneda , “ de la motivación de los padres para seguir las directrices marcadas ”. Sin embargo , existen casos muy dificultosos en los que el daño causado a los niños es ya irreparable y en los que , pese a ello , los padres no cambian sus comportamientos .
Para no llegar a ese extremo y tener una separación con el menor conflicto posible y la menor incidencia en el bienestar de los menores , Marisol Ramoneda recomienda en primer lugar comunicar la situación a los hijos , cuando ésta sea definitiva , “ lo antes posible ”, estando presentes ambos progenitores y adaptando la comunicación a la edad de los niños . La situación ideal pasa , según la psicóloga , por intentar llegar a acuerdos entre los padres o a través de mediadores o de coordinadores de la parentalidad , “ utilizando solo en último lugar la vía judicial ”. Por último , Ramoneda recuerda que el objetivo más importante es “ velar por el bienestar de los hijos , ya que ésto será lo que les unirá para llegar a acuerdos ”. ■
JULIO 2017 Síguenos mama en :
81
[ SANA-MENTE ] gravemente” a los niños, causando unos efectos en los mismos que serán de mayor o menor enverga- dura dependiendo “de la magnitud de las disputas y/o de la incomu- nicación entre los padres, de los recursos individuales de cada niño y de las estrategias utilizadas por un padre para evitar que los hijos se relacionen de forma libre con el otro padre”. ¿Son conscientes los padres del daño que pueden hacer a sus hijos sosteniendo en el tiempo el con- flicto? “En algunos casos los pa- dres no son conscientes del daño que pueden provocar en sus hijos. Se centran en ellos y se olvidan del objetivo que sería el bienestar de sus hijos en todos los ámbitos: personal, emocional, social, aca- démico. Su visión de los hijos pue- de ser “o estás conmigo o estás con el otro”. No conciben que si los hijos “están con los dos” todo el mundo gana: los padres y los hijos”, explica la coordinadora de parentalidad. Un proceso de coordinación de la parentalidad puede ser muy largo (entre un año y un año y medio de duración con reuniones periódicas) y su éxito dependerá en gran medida, según Ramone- da, “de la motivación de los pa- dres para seguir las directrices marcadas”. Sin embargo, existen casos muy dificultosos en los que el daño causado a los niños es ya irreparable y en los que, pese a ello, los padres no cambian sus comportamientos. Para no llegar a ese extremo y tener una separación con el me- nor conflicto posible y la menor incidencia en el bienestar de los menores, Marisol Ramoneda reco- mienda en primer lugar comunicar la situación a los hijos, cuando ésta sea definitiva, “lo antes posible”, estando presentes ambos proge- nitores y adaptando la comuni- cación a la edad de los niños. La situación ideal pasa, según la psi- cóloga, por intentar llegar a acuer- dos entre los padres o a través de mediadores o de coordinadores de la parentalidad, “utilizando solo en último lugar la vía judicial”. Por último, Ramoneda recuerda que el obj WFf:2'FFRW2( fV "V&VW7F"FR22VR :7F6W,:VRW2V,:&Vv"7VW&F>( )jTĔ#r( "( "<:wVV0V