Madresfera Magazine 11 - Julio 2017 - Page 7

[ LA COLUMNA FUCSIA ] Lo vivo, lo siento, lo pienso... y a veces lo escribo. Echo de menos. Peliculeo de más. «Never explain, never complain». La solemnidad de los adultos La revista ‘El Cultural’ publicó hace unos meses una con- versación entre Fernando Aramburu y su tocayo Savater que atrajo mi atención inmediatamente. Comienza Aram- buru reflexionando sobre el sentido de la existencia y para ello trae al presente al adolescente que todavía lleva dentro de él, «envuelto como el centro de una cebolla en las sucesivas capas de la edad». No conozco muchos adultos que recuerden que una vez fueron niños. Crecen y, en vez de guardar lo que fue- ron como el centro de una cebolla, lo esconden. Lo bueno de comportarse así es que te conviertes en un adulto que no desconcierta. Lo malo de matar al niño que fuimos es que nos atrapa la solemnidad, «una de las actitudes so- ciales que más me cuesta aceptar», como continúa di- ciendo Aramburu en la conversación. Practico a diario lo de no ser solemne y trato de trans- mitírselo a mis hijos. Animo a Bruno a saltar conmigo cada lucernario que nos encontramos camino de su clase, imaginando que son puntos de recarga de energía tras haber completado con éxito la mi- sión ‘Llegar a tiempo al cole’. Intento conven- cer a Hugo de que soy tan Wonder Woman como él futbolista, mientras le repito como un mantra soy Diana, princesa de Themys- cira, hija de la reina Hipólita. Procuro en- señarles a apreciar el valor de ser niños, porque, como leí en algún sitio, tanto más crecemos como personas cuanto más nos dejamos asombrar por lo que su- cede, es decir, cuanto más niños somos. Así que, como Aramburu, también pro- curo tener complacida a la niña que aún habita dentro de mí. También le guardo gratitud porque me asegura un alto grado de vitalismo. Y también creo que el fin de la existencia humana es retener la mayor cantidad posible de la propia infancia. ■ lacolumnafucsia.com JULIO 2017 • mama • 7