Madresfera Magazine 11 - Julio 2017 - Page 51

[ BLOGUEROS EXPATRIADOS ] P aula Cancelas nació y creció en Galicia pero un Erasmus la llevó a enamorarse de Polonia, así que cuando terminó la carrera se instaló allí y encontró trabajo en una Universidad. Pasaron ocho años hasta que ella y su marido decidieron cambiar Polonia por Ale- mania, así que desde hace dos vive en un pequeño pueblo de 20.000 habitantes a las afueras de Frank- furt. Dice Paula que dedicarse a la crianza de su hijo, Antek, ha sido una decisión de la que no se arrepien- te, y con la que está aprendiendo muchísimo, pese a lo duro que es a veces sentir el peso de la “soledad emocional”. Diana Oliver: Eres gallega pero llevas muchos años fuera de España. Primero Polonia y ahora Alemania. ¿Qué te condujo al expatrio? Paula Cancelas: La primera vez que fui a Polonia fue de Erasmus. En aquel año que estuve en Polonia aprendí polaco y, cuando volví para terminar la carre- F I C H A B LO G G E R Nombre: Paula Cancelas Blog: Mecachismama.wordpress.com/ Edad: 34 Hijos y edades: Antek (3) Blogger desde: Agosto de 2015 Temas del blog: Maternidad, crianza, personal, cocina y ocio Visitas/mes: 750 Páginas vistas/mes: 1500 Twitter: @mecachismama Frase favorita: “No sabían que era imposible, así que lo hicieron” (Mark Twain) ra (tenía que hacer dos años más), ya tenía decidido que una vez terminada volvería a Polonia a mejorar mi polaco, para poder ser traductora también de dicho idioma. Así lo hice, al terminar la carrera preparé las maletas y me fui a Polonia con la intencion de que- darme dos años, aprender bien el idioma y regresar a España. Sin embargo, empecé a dar clases de español y lo que empezó siendo un “trabajo extra y temporal” acabó convirtiéndose en un trabajo que me encantó y que ya no quise dejar. DO: En 2014 la llegada de tu hijo da un giro brutal a tus prioridades y decides ampliar tu excedencia para cuidar tú misma de él. ¿Te ha resultado muy difícil tomar esta decisión? PC: No. En Polonia el permiso de maternidad puede tomarse de 6 meses o de un año y en la Universidad (donde tenía un contrato laboral en aquel momento) me aconsejaron pedirme el año, ya que si al final deci- día volver a los 6 meses podía hacerlo sin problemas. Sin embargo, cuando mi hijo no tenía aún 6 meses a mi marido le surgió la oportunidad de trabajar en Alemania y como las condiciones eran mucho mejo- res que las que teníamos en Polonia, decidimos irnos y probar suerte. Pedí la excedencia para mantener mi trabajo porque no sabíamos cuándo volveríamos (ni sabíamos si Alemania nos iba a gustar), pero hace unos meses ya informé a la Universidad de que no volvía y en breve pasaré a ser una mamá más en el paro, ya no en excedencia. Pedir la excedencia fue una decisión muy influenciada por este traslado y esta mudanza, pero nunca me he sentido mal por ello; a decir verdad, no podría estar más contenta de ha- ber tenido la oportunidad de quedarme en casa con mi hijo. Aunque es duro, estoy disfrutando mucho de la crianza y estoy aprendiendo muchísimo: es increí- ble lo mucho que un adulto puede aprender de un niño si se deja enseñar, si aprende a ver el mundo otra vez desde los ojos de un niño. DO: En la bio de tu blog te defines como “una mamá imperfecta que intenta hacerlo lo mejor que puede”. ¿Es tanta la presión que sentimos las madres? PC: La razón por la que yo me sentí como una mamá imperfecta cuando abrí mi blog es que yo ya seguía varios blogs en los que muchas veces me JULIO 2017 • mama • 51