Madresfera Magazine 11 - Julio 2017 - Page 40

• En el camino de nuestro proceso también fueron apareciendo familias que ya habían adoptado o que, al igual que nosotros, estaban en la misma te- situra. Vivir con ellos todo el proceso, celebrar las alegrías, apoyarnos en los momentos duros, fue una de las claves para sobrellevar la espera. A día de hoy forman parte de nuestro círculo más íntimo, nuestros hijos juegan juntos y continuamos com- partiendo alegrías e inquietudes. • Los momentos más duros quizás fueron aquellos en los que la sombra de la incertidumbre ondeaba cer- ca. Cada vez que se producía un cambio burocráti- co y no sabías muy bien cómo iba a afectar a tu expediente. Ese desconocimiento inicial, hasta que lo interiorizas, lo aceptas y lo respetas. La espera en la adopción se basa en aceptar, respetar y no dejar nunca de amar. • En muchas ocasiones durante mi espera me encon- traba con la misma frase: “ojala que sea un bebé y así no se acordará de nada” y esa creencia no pue- de estar más alejada de la realidad. El abandono está ahí, ha sucedido, el niño lo ha vivido y ha sido protagonista del mismo. Esa herida, ese dolor, que- dará grabado en su cerebro, independientemente de su edad y es algo que todos los padres que em- prendemos el camino de la adopción debemos sa- ber. • Al respecto, el libro ‘El niño adoptado: comprender la herida primaria”, de Nancy Newton Verrier, me abrió los ojos como ningún otro, me enseñó que no importa la edad del menor, que en su historia va a haber un abandono el cual puede que el día de ma- ñana le condicione determinados comportamien- tos. Saber esto me dio la posibilidad de informarme más y, ahora como madre, de estar pendiente de esos comportamientos y ayudarle a superar cual- quier dolor que esa herida primaria pueda causarle. Su lectura no fue fácil, me producía mucho desaso- siego y fue el inicio de algún miedo, de si seríamos capaces de ayudarle a superar ese sentimiento de abandono y se desarrollaría como una persona feliz. Pero precisamente ese despertar fue el detonante para buscar más información, formarnos y prestar más atención a su educación. Nos ayudo a ser pa- 40 • mama • JULIO 2017 dres más conscientes. Es una lectura imprescindi- ble. Para mí es el LIBRO. • El momento que no olvidaré nunca es el día que por fin conocimos a nuestro hijo. En mi retina permane- cerá por siempre su carita, esos ojitos que nos mira- ban un poco asustados y sin saber muy bien qué es- taba sucediendo. Él acababa de cumplir su primer añito y su mirada reflejaba esa incertidumbre del que se pregunta qué va a pasar a partir de ahora. • La adaptación de nuestro hijo a la familia y al entor- no fue muy natural, era un miembro muy esperado y deseado por parte de todos. Contamo ́)ՕєѕȁչɕͥلՔ)ɱɕхȁ́ѥ̸+$Mԁͅѕ́ȁͽɽ́ͽє)9ͽɽ̰ɕ̰ͽ́չ́)ɽ́Յɑ́ԁѽɥՅɕх́)ͽ́ե́Ʉٕɱ͔͕ѥ)ɕՔфոѼɕѼՔ)єͥѕ́䁱Օ́ԁ́ԁѽɥ)́ՔՔɵєՕɅ)٥́䁍х͔ɕՕѕє̈́)1фٕȁ́ѽɅ́Օɼ٥)х́͵䁵Օɽ͍ɱ)ͥѥɽх́ɵ͸ԁ)ɵلɕ́ل̸)1ٕɑ́Քɝѽɵ䁹Ʌ)́لɍ́х̸+$5́ոѼɕٽՍ͸ѕɥ)ɵ1ѕɹ́ո͸Ք)م́եՑ̰̰Ʌ̰չѽ)ɍ͸ȁєՔ͸Ʉ)Ʌ͍ɄչєՕɄͽ)Mͥѕȁչ͍)ɄѽхɄȁȁ͵)͕ѥ̰͵٥٥́䁏͵ͽ́́ɕ)Ք͍́͸Օɼ)ɄɵȁչEՕȁх)Քͽ́ͽ́ɵ̰٥́Ʌ)ɵ̰ՔՅՔɼɔ̰Դ)ɥ̰Ս́䁕Ս̸ͥ́)͵́ɕ̰Ʌ͕́ѥх̰)ɼɕ́ͥѥٽ̸Z