Madresfera Magazine 10- Mayo 2017 - Page 84

[ SANA-MENTE ] tierra, mar y aire, desde foros, re- des sociales, grupos de WhatsApp, expertos o supuestos expertos en la materia. También desde el entor- no, porque como explica Castaño “la maternidad es un tema del que todo el mundo opina, tenga hijos o no”. “Somos familias interesadas en saber sobre crianza, educación y esto es algo que llevado al extre- mo nos descentra de nosotras, de nuestra hija, nuestro hijo y de la fa- milia que tenemos y que somos. Un conferenciante o un libro nos pue- den orientar, pero luego es impor- tante mirar a los ojos y aplicar lo que vemos que encaja en nuestra familia, ya que si dejamos de mirar- nos y de aceptarnos como somos cualquier teoría maravillosa dejará de servir”, reflexiona Sara Jort. La psicóloga perinatal señala, por último, otro factor social no menos importante: la culpa siem- pre es de la madre. “Si nos fijamos en la típica escena del niño en ple- “Si dejamos de mirarnos y de aceptarnos como somos cualquier teoría maravillosa dejará de servir” ¿Y LOS PADRES? Hablamos del sentimiento de culpa de las madres. ¿Y los padres? ¿No experimentan ese mismo sentimiento, esa culpabilidad casi permanen- te? Para Sara Jort la investigación sobre diferencias de género y culpa “es bastante clara al respecto” y muestra que, por regla general, los sen- timientos de culpa aparecen “con más intensidad en mujeres que en hombres, desde antes incluso de la edad adulta”. De la misma opinión es Cristina Castaño, que considera que este hecho vendría explicado por las diferencias en cuanto a cómo gestionan los hombres las emociones que les surgen respecto a su paternidad, y, so- bre todo, “por el peso que se ha otorgado siempre a la mujer en la crian- za, lo que supone para ellas una mayor implicación y responsabilidad”. 84 • mama • MAYO 2017 na rabieta en la calle veremos que a quien se mira mal es a la madre (o al adulto que esté). Esta inter- pretación social de la escena es totalemente adultocéntrica, poco comprensiva con la realidad del niño, y culpabilizadora”. Consecuencias Como explican ambas psicólo- gas, la fuerza con la que se abra hueco ese sentimiento de culpa dependerá de cada mujer y, en el caso de los consejos, del peso o la influencia que tenga en la ma- dre la persona que se lo ofrece. Sea como sea, todas las madres, en algún momento y con mayor o menor intensidad, se han senti- do culpables. En ese sentido, para Cristina Castaño el problema no es la culpa en sí misma, “sino lo que hacemos con ella, lo que hacemos con lo que sentimos”, ya que si no