Madresfera Magazine 10- Mayo 2017 - Page 83

[ SANA-MENTE ] S er madre implica una gran responsabilidad. Todo lo que ocurre con relación a la maternidad genera muchas emo- ciones, a veces tan intensas que puede costar manejarlas”, asegu- ra la psicóloga Cristina Castaño, del espacio de psicología Mientras Creces. De esa responsabilidad y de esas emociones, de esa impo- sibilidad para manejarlas, surge el eterno sentimiento de culpa de las madres, un sentimiento que para la psicóloga Sara Jort viene muy de- terminado en la sociedad occiden- tal por la tradición judeo cristiana imperante, “que tiende a interpre- tar la realidad a través de la culpa”. Cuando esa realidad viene mar- cada por la maternidad, el sen- timiento de culpa, como explica la psicóloga perinatal, puede ele- varse “a la máxima potencia de- bido a la responsabilidad, la exi- gencia, el rol de madre entendido como sacrificio y abnegación o la presión social”. De forma que se produce un hecho curioso. Sentimos culpa cuando creemos provocar un daño, ya sea por acción u omisión. Sin embargo, como argumenta Jort, en el caso “La maternidad es una oportunidad de crecimiento personal, y explorar la culpa para liberarse de ella puede ser muy revelador y sanador” de la maternidad “la intención de cuidar y proteger a la criatura es tan clara que la culpa, observada desde fuera, a menudo tiene “tin- tes” totalmente irracionales”. ¿Qué desata el sentimiento de culpa? El origen del sentimiento de cul- pa podemos encontrarlo en va- rios motivos que confluyen en su desarrollo. Por un lado estaría la forma en que afrontamos la crian- za. Según Sara Jort, la maternidad “entendida como sacrificio o ab- negación interpreta mucho las vi- vencias desde la culpa. Una culpa que además genera “deuda” en las personas del entorno: “yo dejé de trabajar por cuidarte”, “así me agradeces que haga esto por ti...”. Luego estaría también la au- toexigencia, las expectativas que tenemos, el miedo irracional a ha- cer las cosas mal, el ideal siempre inalcanzable de la súper madre. “Cuando surge mucha diferencia entre lo real y lo que se idealiza siempre es necesario ajustar las expectativas de una forma realista y saber cuáles son las propias limi- taciones”, afirma Cristina Castaño, que considera que en general, pero especialmente en la maternidad, “es peligroso pensar que se puede llegar a absolutamente todo o que se puede con todo”. En el sentimiento de culpa influ- ye también el exceso de informa- ción que marca nuestro día a día. Impactos informativos muchas veces contradictorios que nos su- men en la indefinición, en el eterno miedo a no estar haciendo bien las cosas. Mensajes que nos llegan por MAYO 2017 • mama • 83