Madresfera Magazine 10- Mayo 2017 - Page 66

[ UN PROYECTO BAJO EL BRAZO ] “Muchas de las cosas para los niños se usan muy poco tiempo y quedan en perfecto estado” “La idea surgió en marzo del año pasado cuando me preparaba para viajar con mis hijos a Lanzarote. De repente me visualicé en el control de seguridad con silla de paseo, capazo, maletas, los dos niños... Y me agobié. Al final conseguí al- quilar la silla de la niña mayor pero me costó, así que pensé que sería genial alquilar todas las cosas que necesitas a otros papás que viven en el lugar de destino; cosas que, además, seguro que están en desu- so, acumulando polvo en el traste- ro. Le planteé la idea a mi socia y le encantó, así que empezamos a trabajar en lo que hoy es Wallyboo”, nos explica Elisa. evolucionado hacia la economía colaborativa; una tendencia que ha entrado con mucha fuerza y que viene para quedarse: “Cada vez hay más personas que prefie- ren acudir a la compra de segunda mano que a material nuevo, conec- tando con otra gente y ahorrando algo de dinero. Y cada vez hay más personas que se niegan a acumular todas las cosas que ya no usan y prefieren venderlo, o alquilarlo. Y en el caso de los niños, con más motivo, porque muchas de las cosas se usan muy poco tiempo y quedan en perfecto estado”, expli- ca Elisa a Madresfera Magazine. Ambas han tenido que trabajar muy duro, reciclarse y aprender. No hay proyecto que no lleve aparejado un aprendizaje continuo, aprendizaje que en mu- chas ocasiones se basa en el binomio de prueba y error. Pero todo el esfuerzo ha tenido su reconoci- miento en forma de premios, como el otorgado por Fundación Leonesa para el Desarrollo Económico, la Formación y el Empleo (Fuldefe) y la Fundación Monteleón al mejor proyecto de emprendimiento so- cial en febrero de este año; o el propio acogimiento de la plataforma: desde que la activaron en diciem- bre de 2016 se han registrado más de 400 usuarios, cuentan con más de 230 productos disponibles y más de 500 usuarios suscritos al blog, cifras que van creciendo día a día. Y es que, como bien apunta la cofundadora, cuando tienes un hijo acabas comprando cosas que al cabo de unos meses dejas de usar o que, incluso, no llegas ni a utilizar