Madresfera Magazine 10- Mayo 2017 - Page 60

[ UN VISTAZO FUERA ] “Somos un país sin ejército, algo que demuestra nuestra cultura de paz” que desmoronó mi imagen de la ma- ternidad. Un parto de casi dos días y una pequeñita bella pero llorona me hicieron darme cuenta de que me costaría mucho trabajo ser perfec- ta. Lo intenté. Quería atender a mi pequeña y empezar a trabajar pero con el tiempo me di cuenta de que me estaba haciendo daño. Vivía con mucho estrés tratando de cumplir con mis propios estándares en mi hogar y en mi trabajo. Al final la feli- cidad y la espontaneidad se escapaban de mis días. Un día después de un terrible caso de colitis causado por estrés me solté y decidí no preocuparme más por ser perfecta. Ahora en vez de llegar agotada del trabajo a seguir trabajando en casa me dedico a mis pequeños, a jugar o solamente a hacer el tonto riendo mientras brincamos en la cama. para crear un libro. Con el pasar de los años los intereses van cambian- do pero al llegar a la secundaria formé parte del periódico y retomé mi gusto por la escritura. Al ser Web Developer tengo que trabajar muchas veces con blogs en diferen- tes plataformas por lo que tengo el conocimiento, pero en su momento no tenía un tema que me apasionara para crear mi blog. Con mi segun- do embarazo busqué en internet respuestas de cómo ser mamá joven, trabajadora y con dos niños y noté que ningún blog me brindaba lo que necesitaba, además de que en mi país no existían blogs referentes en el mundo de la maternidad. Así que me lancé y empecé a escribir. Al principio tenía otro nom- bre pero poco a poco fue tomando forma y se convirtió en lo que hoy es retroandsugar.com. MM: En ese sentido, dices en otro de tus posts (“Mama need some coffee”) que existe una presión social que empuja a las madres a querer ser perfectas, lo que acaba generando un sentimiento de culpa en vosotras. ¿Cómo ha sido tu lucha contra ese sentimiento de cul- pa? ¿Podemos decir que has ganado la batalla? MM: ¿Qué te ha aportado el blog? DC: Todos los días nos encontramos con cierta presión social. Si eres mamá que trabaja, lo haces mal porque dejas mucho a los hijos al cuidado de otros. Si eres ma- dre que se queda en casa, lo haces mal porque te pasas el día sentada viendo películas, cuando la realidad es muy diferente. Siempre nos vamos a topar con situa- ciones que nos hacen sentir culpables. Parte fundamen- tal de mi lucha con la culpa ha pasado justamente por rodearme de mujeres maravillosas, emprendedoras, de las que aprendo mucho y cuento con ellas para tardes con mucho café, conversaciones divertidas en las que dejamos a la mamá estricta en casa por un rato. La lucha con el sentimiento de culpa es algo de todos los días pero cada vez estoy más cerca de vencerla. MM: Dices que siempre te gustó escribir, pero que nun- ca le diste importancia. ¿Cómo surgió la idea de crear un blog de maternidad? DC: Desde pequeña andaba creando cuentos, rayando mis cuadernos con pequeñas frases que recolectaba 60 • mama • M AY O 2 0 1 7 DC: Desde que comencé el blog he tenido la opor- tunidad de conocer a personas geniales, que de una manera u otra me han ayudado a crecer como blog- ger. Además, por medio del blog, he colaborado con campañas a nivel social que me apasionan y llenan de felicidad. Pero más que todo el blog me permite cada día autodescubrirme como mujer, es una oportunidad para escribir lo que pienso, siento y entender un poco más mi posición como madre en una sociedad tan cambiante. MM: Dices que cuando empezaste observaste que en tu país no existían blogs referentes en el mundo de la maternidad. ¿Comienza a haber más movimiento? DC: En Costa Rica contamos con una comunidad emer- gente de bloggers en diversos temas, la cual tiene un grupo de Facebook. Cada cierto tiempo se hacen reu- niones con diversos expositores para que cada blogger pueda aprender conocimientos básicos en desarrollo, publicidad y estrategia. Pero con respecto a materni- dad somos muy pocos blogs los que tocamos estos tem