Madresfera Magazine 10- Mayo 2017 - Page 41

seis meses se le puede dar leche de continuación, pero no es ne- cesario. El principal argumento teórico para usar leche de conti- nuación es que es más barata que la de inicio, lo que impediría que las familias sin recursos em- pezasen a dar leche de vaca en- tera, lo que no se recomienda hasta los 12 meses. Pero en la práctica la diferencia de precio entre la leche de inicio y la de continuación es muy pequeña. CONCILIACIÓN Y LACTANCIA “La cultura occidental del siglo XX consiguió cambiar totalmente la lactancia, y casi destruirla, a base de poner reglas y horarios, y situarla bajo el control de los médicos” Según la Encuesta Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad (2012) tan solo el 28% de los ni- ños españoles disfruta de los 6 meses de lactancia materna ex- clusiva que recomienda la OMS. La cifra da mucho que pensar pero, además, lo más significativo es que a partir de esa edad ya no hay datos. ¿Qué explicación encuentras a esto? Pues supongo que no preguntaron más tarde. Imagi- no que, al ver que la cifra a los 6 meses es tan alta (¡sí, alta! Hace treinta años soñábamos con llegar al 20%, y ya está ampliamente superado), se animarán a añadir otras preguntas en encuestas posteriores. En Noruega la duración media de la lactancia mater- na se sitúa en torno a los nueve meses. En España no llega a los tres. ¿Qué haría falta para alcanzar nive- les como los de Noruega o, incluso, sup eriores? Tiempo. Yo creo que vamos por el buen camino. No- ruega no siempre ha tenido esas tasas de lactancia materna. Allí también fueron mejorando poco a poco las rutinas hospitalarias, la formación de los profesio- nales, la legislación laboral, el apoyo de la sociedad. Lo que pasa es que en España empezamos más tar- de. Pero les alcanzaremos. No sabemos si en esas tasas tendrán algo que ver las políticas de conciliación de cada país. En ese sentido, tú hablas siempre de la lactancia como un derecho pero en España con las inexis- tentes políticas de conciliación que tenemos cuesta pensar que ese derecho se tenga ni tan siquiera en mente cuando a las 16 semanas una mujer se tiene que reincorporar a traba- jar... Hay movimientos que bus- can igualar los permisos de maternidad y paternidad pero siguen sin contemplar que la madre, que es la que gesta y la que pare, pueda alcanzar “al menos” seis meses de lactancia materna exclusiva. ¿Se pasan por alto las necesidades del bebé y ese derecho mater- no-infantil? Sí, hay una curiosa asimetría en los derechos laborales. ¿Edad de jubilación? Es casi la misma en Es- paña y en Suecia. ¿Duración de la jornada laboral? Es casi la misma en España y en Suecia. ¿Vacaciones anuales? Casi los mismos. Permiso de maternidad/pa- ternidad (sumado): España, 20 semanas; Suecia, 16 meses. Da la impresión de que los partidos y sindica- tos españoles se han esforzado en defender las vaca- ciones o la jornada laboral, pero se han olvidado por completo del cuidado de los niños. ¿Son los permisos de maternidad y paternidad iguales e intransferibles una concepción de la igualdad mal entendida? Para un niño pequeño no es lo mismo estar con papá que con mamá. No es lo mismo porque es la madre la que da de mamar; pero para los que toman biberón tampoco es lo mismo. Los bebés tienen una relación especial con un cuidador primario, que casi siempre es la madre; pensar que da lo mismo un cui- dador que otro es ignorar completamente su psico- logía. Igualar los permisos de maternidad y paterni- dad estaría muy bien si fueran dos años para la madre y dos años para el padre. Pero cuatro meses y cuatro meses es un insulto. ■ MAYO 2017 • mama • 41