Madresfera Magazine 10- Mayo 2017 - Page 34

dero interés o lo hay pero luego no se traduce en absolutamente nada ”, reflexiona .
Para el presidente de APILAM este “ triste ” desinterés se manifiesta en la escasez de datos estadísticos sobre lactancia . “ Se recurre a encuestas de salud cada cuatro o cinco años , en las que se incluye algo sobre lactancia materna , pero sin saber muy bien el grado de fiabilidad de las mismas . Es cierto que desde el Ministerio y las Consejerías hacen sus pequeñas campañas , sus carteles , financian cursos , pero no hay un verdadero interés ni un presupuesto asignado para la promoción de la lactancia materna . Para las vacunas , por ejemplo , sí que lo hay y es muy potente : hay un presupuesto , hay personal asignado , hay indicadores para monitorizarlo y sabemos cómo están vacunados los niños de tal barrio . Sin embargo de lactancia materna no sabemos nada . Y , por supuesto , a partir de los seis meses no existe información alguna . Y esto es falta de interés y falta de visión porque es un hecho demostrado que la lactancia materna protege la salud y no solo de los niños sino de las mujeres . Así que que no se tome este tema en serio es un verdadero desastre ”, argumenta .
Mientras tanto , las multinacionales que fabrican leche artificial siguen con sus campañas , invirtiendo en la publicidad que se le niega a la lactancia materna . Al respecto , Paricio cita un trabajo publicado hace unos años en el Reino Unido sobre el particular : “ Según los datos , las compañías de este tipo de productos de alimentación infantil invertían una media de 17 libras por cada recién nacido en publicidad . Sin embargo , el gobierno invertía 0,1 libras por bebé en promocionar la lactancia materna , unas 170 veces menos . La diferencia es abismal ”.
Al respecto de esa necesidad de promoción de la lactancia materna , hay voces que tachan la petición de paternalista y que condiciona la libertad de elección de las mujeres . Sobre esto , Paricio deja claro que “ promocionar y proteger la lactancia materna no implica que se obligue a ninguna madre a amamantar

“ Promocionar y proteger la lactancia materna no implica que se obligue a ninguna madre a amamantar ” sino que se trata de informar de cuál es la alimentación más adecuada de los lactantes , y de proteger tanto a las familias como a los profesionales de la salud de abusos comerciales ”.

LA IMPORTANCIA DE LOS GRU- POS DE APOYO ENTRE PARES
¿ Cómo hacer frente a esa falta de cultura de lactancia , a esta diferencia entre lo que se invierte para promocionar las leches artificiales y el presupuesto que se destina para fomentar la lactancia materna ? Para Alba Padró está claro : “ Hay que devolver la lactancia a la primera plana ; normalizar la lactancia está en manos de todas nosotras , amamantar en la calle forma a la población ”. Y en esa labor juegan un papel fundamental los grupos de apoyo a la lactancia , el llamado apoyo entre pares , un servicio de ayuda mutua que , según Eulàlia Torras , asesora de lactancia de ALBA Lactancia Materna y presidenta de la Federación Española de Asociaciones pro Lactancia Materna ( FEDALMA ), “ ha demostrado ser una estrategia comunitaria de probada eficacia en muchos colectivos que se encuentran en una situación vulnerable ”.
“ La lactancia es un proceso social y cultural . Las mujeres solemos estar muy solas en nuestras lactancias . Nuestra sociedad impulsa un modelo de maternidad solitaria que no fomenta el bienestar emocional de la madre . La maternidad es dura y en solitario más ”, añade Padró . Según la asesora de lactancia las madres suelen dejar de amamantar por tres causas principales : el dolor , la per-
34 • mama • MAYO 2017
dero interés o lo hay pero luego no se traduce en absolutamente nada”, reflexiona. Para el presidente de APILAM este “triste” desinterés se manifiesta en la escasez de datos estadísticos sobre lactancia. “Se recurre a en- cuestas de salud cada cuatro o cin- co años, en las que se i ^YH[œ؜HX[XHX]\K\[X\]^HY[[ܘYHXX[KBYH\Z\X\ˈ\Y\]YB\H[Z[\\[H\ۜZ\X\šX[\\]YpX\[\pX\\˜\[\[[X[\\š^H[\Y\[\\H[KB\Y\\YۘY\HH[BpۈHHX[XHX]\K\B\X[\܈Z[\H]YHš^HH\]^H[N^H[\KBY\^H\ۘ[\YۘY^B[XYܙ\\H[ۚ]ܚ^\HKB[[[\0[X[Y›p[H[\[ˈ[[X\BX[XHX]\HX[[›YKK܈\Y\H\\HœZ\Y\\^\H[ܛXXpۈ[ B[KH\\[HH[\\H[ BHH\pۈܜ]YH\[XKB[Y]YHHX[XHX]\BYHH[YHHKB[[H\]Z\\ˈ\H]YH]YBHYH\H[XH[\[\[\Y\\\x'K\[Y[KZY[\[\][[X[ۘKB\]YHXX[XH\YXX[KBY[ۈ\[\pX\[\Y[™[HXXYY]YHHHYYHHBX[XHX]\K[\X\KB[]H[XZXXYXB[p[[[Z[[Y؜B[\X[\8'Y]\˜\ppX\H\H\HXBH[[Y[Xpۈ[[[[\0X[(X[XB(PVS M[HYYXHH MX\܈YHKBp[XY[XXYY [[KB\[ؚY\[\0XH HX\œ܈XH[[[ۘ\HX[BXHX]\K[\ MX\Y[˂HY\[XH\X\X[8'K[]YHH]HH[ܛX\Hp[\H[[Y[Xpۈp\YXXYHBX[\HHY\[B\[Z[X\[Hٙ\[ۘ[\™HH[YHX\Y\X[\'K[\XH\HX\YYB[pۈHHX[XHX]\K^H\]YHX[H]XpۈB]\[\HH]YHۙX[ۘHHKB\YH[XpۈH\]Z\\˂؜H\\X[ZH\]YB'[[ۘ\HY\HX[BXHX]\H[\XH]YHH؛KBYHH[[HXYHH[X[X[\HSTԕSPHHԕKBHTSSHTT¸'[[ۘ\HY\BX[XHX]\B[\XH]YBH؛YYHB[[HXYHB[X[X[\'B[X\[HH\H[HB[\HHX[XKH\HY\[BXH[H]YHH[Y\H\HB[[ۘ\\X\\YXX[\H[\\Y\]YHH\[H\HBY[\HX[XHX]\O\B[HY\0H\Έ8'^H]YHKB\HX[XHHH[Y\HKBNܛX[^\HX[XH\0H[X[H\\[X[X[B\[H[HܛXHHH؛Xp۸'KH[\HX܈YY[[\[[B[Y[[ܝ\H\[HBX[XK[[XY\[[B\\[\X[H^]YH]]XB]YKY][0XHܜ\\\ܘBHX[XHHSHX[XHXKB\HH\Y[HHHY\Xpۂ\p[HH\XX[ۙ\XB[XHX]\H QSPJK8'HKB[Y\[H\]YXH]KB]\XHHؘYHYXXXH[]XX]]YHH[Y[B[[[H]XXpۈ[\Xx'K'HX[XH\[\X[B[\[ \]Z\\[[\\]^H\[Y\\X[X\˂Y\HYYY[\[H[[KBHX]\YY]\XH]YHBY[H[Y[\\[[[ۘ[HBXYKHX]\YY\\HH[]\[p\'KpXYHYˈYH\\ܘHHX[XH\XY\œY[[Z\H[X[X[\܈\˜]\\[\[\Έ[܋H\