Madresfera Magazine 10- Mayo 2017 - Page 108

MADREPEDIA Cordón umbilical E l concepto “cordón umbili- cal” viene definido en el Diccionario de la Real Aca- demia de la Lengua Espa- ñola dentro de las acepciones del término “cordón”. Concretamente, según la definición, se refiere al “conjunto de vasos que unen la placenta de la madre con el vien- tre del feto, para que este se nutra hasta el momento del nacimien- to”. No obstante, existen referen- cias a cordón umbilical en otras dos palabras. Por un lado en “um- bilical”, del latín umbilicāris, que hace referencia en anatomía a un adjetivo que acompaña a un tér- mino perteneciente o relativo al ombligo. La primera aparición de la palabra umbilical en España data de 1721, en el ‘Diccionario castellano y portuguez’, de Ra- 108 • mama • M AY O 2 0 1 7 phael Bluteau, aunque en la RAE el término no fue aceptado hasta casi dos décadas después (1739). Por otro lado en “ombligo”, del latín umbilīcus, cuyas acepcio- nes también incluyen el concepto “cordón umbilical”. En el caso del término ombligo, su primera apari- ción en España está fijada en 1495, en el ‘Vocabulario español-latino’ de Antonio Nebrija. En la RAE su primera incursión, sin embargo, no está fechada hasta 1737. Como decíamos la palabra om- bligo procede del latín umbilīcus y, también, del griego omphalos, que en ambos casos significa centro o punto medio. La leyenda sitúa el origen del término griego omphalos en la mitología. Según ésta, Zeus quiso fijar el centro de la tierra, por entonces todavía plana y circular, e hizo que dos águilas volaran a la misma veloci- dad, cada una desde un extremo del mundo. Ambas se encontra- ron en su vuelo en Delfos y allí se construyó el templo de Apo- lo, donde una piedra de mármol conocida como Ónfalo simboliza que aquel es el lugar a partir del cual se creó el mundo, el centro del universo, el ombligo. La mito- logía añade que de aquella piedra nació una nueva diosa, Onfalia, reina de Libia, cuyo nombre sig- nificaba “la mujer que tiene un hermoso ombligo”. Hoy en día los prefijos onfal- y onfalo- se siguen utilizando en anatomía para hacer referencia a palabras relaciona- das con el ombligo.